15 ago. 2009

Si proteges demasiado al niño, no madurará

"Si proteges demasiado al niño, no madurará...

Es necesaria cierta desprotección,
y también protección, para madurar:
las dos cosas.
Observa al jardinero que trabaja con sus árboles:
los ayuda, los protege,
pero aún así les da libertad para moverse bajo el sol,
la lluvia, las tormentas.
No se lleva esos árboles adentro de la casa
para protegerlos de la tormenta, del sol
y de los peligros que siempre acechan ahí afuera.
Si te llevas el árbol adentro, morirá.
Una planta de invernadero es artificial,
y todos nos transformamos en plantas de invernadero
a raíz de padres sobreprotectores".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/