28 dic. 2013

Elige siempre lo nuevo, lo desconocido, lo misterioso, lo inseguro, porque sólo arriesgándote crecerás.

     "...elige siempre lo nuevo, lo desconocido, lo misterioso, lo inseguro, porque sólo arriesgándote crecerás. El crecimiento es dicha, la madurez es dicha.
     No te apegues nunca a lo viejo, ni por un instante. No dejes de abandonar siempre lo viejo. En el momento en que sea viejo, acaba con ello, ponle punto y final. No mires nunca atrás, no hay nada por lo que merezca volver la vista atrás. No podemos mirar atrás, tenemos que ir hacia adelante, siempre hacia adelante. Y sé audaz.
     Es como escalar una cumbre virgen de una montaña; sin duda, es peligroso porque nadie ha ido allí antes. Tendrás que crear tu propio camino para llegar a la cumbre. Evidentemente hay muchos peligros, pero el peligro siempre es maravilloso porque a través de él estamos alerta, vigilantes, conscientes.
     El riesgo, el peligro y la inseguridad te hacen ser consciente. Y esa conciencia es el valor más importante  porque a través de ella llega todo lo demás: el amor, la dicha, la divinidad, la verdad, la liberación".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/