11 dic. 2013

Primero la luz tiene que suceder dentro de mí y entonces se puede esparcir

     "La religión es también un gran experimento, el más grande, de hecho; pero con una diferencia: la ciencia experimenta con el objeto, la religión experimenta con el sujeto mismo. Todo su interés es: "¿Quién soy?".
     Habría que empezar por el principio. A menos que me conozca a mí mismo, no conoceré ninguna otra cosa. Si en el fondo permanezco ignorante, entonces todo mi conocimiento es sólo basura. Está basado en la ignorancia, está enraizado en la ignorancia. Primero la luz tiene que suceder dentro de mí y entonces se puede esparcir, entonces puede ir hasta los mismos límites de la existencia... si es que hay límites. Pero primero esto tiene que suceder dentro de mí. La primera llama tiene que venir de mi subjetividad. Cuando mi centro esté lleno de luz, sólo entonces conoceré realmente lo que se conoce. A menos que te conozcas a ti mismo, a menos que esté presente el que conoce, ¿cómo vas a saber nada más?  Si tú mismo estás en una profunda oscuridad, todas las luces que has creado fuera son engaños, ilusiones.
     La búsqueda religiosa es la mayor búsqueda de la existencia".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com