16 dic. 2013

Si un niño es capaz de disfrutar su infancia, podrá disfrutar de su juventud y de su edad adulta, y finalmente podrá disfrutar de su muerte. Todo empieza por el principio

     "Has pedido algún consejo que te consuele, pero...
     Un buen susto es más eficaz que un buen consejo.
     Todo el mundo da consejos pero nadie hace caso.
     En la madurez, Devagget, el pasado siempre parece mejor de lo que fue. Es agradable simplemente porque ya no está aquí; esa es la belleza de la madurez. La juventud es dorada, la infancia es como un diamante.  Todo lo que ya no está se transforma en una larga historia de experiencias maravillosas. Cuando eras niño no eras feliz. Todos los niños quieren crecer lo antes y lo más de prisa posible, porque ven que la gente mayor tiene poder y puede hacer lo que quiera porque tiene dinero. Y, obviamente, el niño quiere crecer rápidamente. Los niños no gozan de su infancia.
     Si un niño es capaz de disfrutar su infancia, podrá disfrutar de su juventud y de su edad adulta, y finalmente podrá disfrutar de su muerte. Todo empieza por el principio.
     Sin embargo, nunca he encontrado a un niño que disfrute de su niñez. Quiere crecer y ser joven para poder gozar. Pero la juventud es una época muy agitada, tiene muchas subidas y bajadas, hay en ella muchas inquietudes, no es posible descansar. O bien estás persiguiendo algo o bien te persiguen, o bien estás luchando o bien estás preparándote para la lucha. Ni siquiera puedes sentarte tranquilamente...
     Ir en contra de la naturaleza es horrible.
     Es mucho más bonito estar en armonía con la naturaleza y con los regalos que esta te da: infancia, juventud o vejez. Si estás dispuesto a aceptarlo y a acogerlo con tu corazón, todo lo que te traiga la naturaleza será bello en sí mismo.
     Y en mi opinión, y con el apoyo de todos los sabios orientales a mis espaldas, el ser humano alcanza sus mayores belleza y gracia cuando llega al punto álgido de su vida, cuando se acaban todas las tonterías de la juventud; cuando desaparece la ignorancia de la niñez; cuando se trasciende el mundo de las experiencias mundanas y se alcanza un punto en el que es posible ser un testigo en la colina, con el resto del mundo moviéndose a tus pies por valles oscuros y lóbregos, avanzando a tientas.
     La idea misma de mantenerse joven es tan horrible que todo el mundo debería tomar conciencia de ello. Cuando te obligas a permanecer joven, vas acumulando tensiones. Nunca podrás relajarte...
     A todo el mundo le gustaría vivir mucho, pero nadie quiere hacerse viejo.
     ¿Por qué? Por lo que viene a continuación. En realidad nadie tiene miedo a la vejez, pero tras la vejez sólo puede llegar la muerte. De modo que todo el mundo quiere vivir lo máximo posible y no volverse viejo porque eso significa que habrás entrado en la zona de la muerte. En el fondo, el miedo a envejecer es el miedo a la muerte. Y sólo tienen miedo de morir quienes no han sabido vivir".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.