27 may. 2014

Enseño una sola responsabilidad: hacia ti.

          "Debes investigar como tu única responsabilidad para conocerte a ti mismo. Te han enseñado responsabilidades, pero no esta. Te han dicho que debes ser responsable ante tus padres, ante tu esposa o tu esposo, tus niños, tu país, la Iglesia, la humanidad y Dios; la lista es casi interminable, pero la responsabilidad fundamental no está en ella.
          ¡Me gustaría quemar la lista!  No eres responsable ante ningún país, Iglesia o Dios. Sólo eres responsable por el conocimiento de ti mismo. Y el milagro es que, al cumplir esta responsabilidad, después cumplirás cualquier otra sin esfuerzo. Al llegar a tu propio ser, ocurre una gran transformación en tu vida.  Toda tu perspectiva sobre ella sufre un cambio radical. Comienzas a sentir nuevas responsabilidades, no como algo  que debe cumplirse, sino como una alegría.
          Entonces no harás nada por el mero sentido del deber, de la responsabilidad, porque es lo que esperan de ti. Lo harás todo por tu felicidad, por tu propio sentido del amor y por la compasión. No será cuestión de deber, sino de compartir. Tendrás tanto amor y tanta dicha que te gustaría compartirlas.
          Así que enseño una sola responsabilidad: hacia ti. Todo lo demás surgirá espontáneamente y sin esfuerzo alguno de tu parte. Y cuando las cosas ocurren sin esfuerzo, tienen una enorme belleza".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/