18 ene. 2015

Dios no es una persona, sino el aroma de haber llegado a tu realización final.

"No enseño nada acerca de Dios, 
sólo enseño la experiencia del baile 
de esta existencia misteriosa..., 
y conocerás a Dios.  
Dios no es una persona, 
sino el aroma de haber llegado 
a tu realización final. 
Cuando cumples tu destino, 
conoces algo que sólo puede llamarse divinidad. 
No te encontrarás delante de un Dios, 
verás un Dios que irradia desde tu corazón,
desde tu propio ser, 
como un rayo de luz, 
de amor, 
de compasión 
y belleza".

OSHO, Antes del amanecer. Un nuevo día te está esperando.
http://osho-maestro.blogspot.com/