7 ene. 2015

Si hay amor, el miedo desaparece; si hay risa, la rabia desaparece.

          "Tengo la sensación  de que cuando te ríes, tu risa no es total. Siento que hay algo que se queda bloqueado en tu interior, algo que no expresas, algo que reprimes. No te ríes con totalidad, estás conteniéndote y reprimiendo algo sin darte cuenta. Pero toma conciencia ahora. Debes de estar reprimiendo algo y eso que reprimes es lo que se convierte en rabia. Si permites que la risa salga con totalidad, desaparecerá la rabia.
           Es lo mismo que comentaba hace unos instantes: si hay amor, el miedo desaparece; si hay risa, la rabia desaparece. La rabia está ahí porque no permites que la risa fluya con totalidad. Puede que sea por culpa de tu condicionamiento. Estamos tan condicionados que hacemos las cosas sin entusiasmo, a medias, hay una parte que se queda bloqueada en nuestro interior y quiere salir. Y eso es lo que provoca la rabia...
          Permite que en tu risa haya totalidad.
          Reírse con totalidad es poco habitual. Cuando se ríen todas las células de tu ser, cuando cada fibra de tu ser palpita de alegría, se produce una profunda relajación. Hay algunas actividades enormemente valiosas; la risa es una de ellas. Cantar y bailar tienen la misma cualidad, pero la más inmediata es la risa...
          Bailar, cantar, reírse..., de las tres cosas, lo más fácil es reírse, es lo más natural, es el fenómeno más espontáneo. No tienes que aprender, no necesitas hacerlo porque es un regalo natural. Todo el mundo puede reírse.
          ¿Y qué ocurre cuando te ríes con totalidad? ¿Qué ocurre cuando bailas con totalidad? El bailarín se funde con la danza, desaparece y sólo queda la danza. Sólo queda la danza sin que haya un bailarín; es lo esencial de la meditación, probar el néctar, la dicha, la divinidad, la verdad, el éxtasis, la libertad, liberarse del ego, liberarse del que ejecuta la acción.
          Si no hay ego, si no hay un autor, si hay una danza sin que haya un bailarín, surge el atestiguar, es una gran conciencia como si estuvieses inmerso en una nube de luz. Tú estás observándolo, puedes verla, pero no tienes que hacer nada, sucede espontáneamente. La existencia ha tomado posesión de ti: cuando el ego deja de estar, entra inmediatamente la divinidad y te posee. Te conviertes en un vehículo, un médium, un bambú hueco, y ese bambú hueco es una flauta en los labios de la totalidad.
          Con la risa es más fácil porque no hay que tener ningún talento especial, no hay que aprender, no existe ningún método...La risa es muy fácil; permite que sea total. La han mutilado. La sociedad te ha impedido disolverte por completo en ella. Si te ríes con totalidad la gente pensará que estás histérico. ¡Pero no es histérico, es histórico!
          Ahora te contaré algunos chistes, y permite que la risa sea auténtica".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/