17 ene. 2015

Simplemente quiero que dondequiera que estés en este momento, hagas lo que hagas, seas quien seas, lo hagas con totalidad.

          "Toda mi enseñanza está orientada hacia la integridad. Cuando digo "sé íntegro", no estoy diciendo "sé perfecto"... Cuando digo "sé íntegro", no estoy proponiéndote una meta, un criterio o un ideal; no quiero crearte tensiones. Simplemente quiero que dondequiera que estés en este momento, hagas lo que hagas, seas quien seas, lo hagas con totalidad. Si estás triste, quiero que estés absolutamente triste, que seas íntegro. Si estás enfadado, enfádate por completo. Métete de lleno en ello.
          La idea de la perfección es algo completamente distinto, es diametralmente opuesto... Los perfeccionistas te dirán: "Nunca te enfades; ten compasión siempre. Nunca estés triste, siempre contento".  Eligen un polo en contraposición al otro.
          Cuando hay integridad, aceptamos los dos polos: los altos y bajos, las subidas y las bajadas.
          La integridad es totalidad".

Osho, Vivir peligrosamente en tiempos extraordinarios
http://osho-maestro.blogspot.com/