14 ene. 2015

El riesgo es lo único que despierta a la inteligencia.

          "La inteligencia es la búsqueda de lo desconocido, y la búsqueda de lo desconocido siempre es incierta, nunca es clara. El buscador siempre se mueve dentro del caos. Pero los que han alcanzado el conocimiento están de acuerdo en que las estrellas sólo pueden nacer del caos.  Una indicación de que se acerca un nuevo amanecer es la falta de claridad, la vaguedad, algo que parece encontrarse ahí pero no está muy definido, oculto en una especie de bruma matinal. No te enfrentes a ello. Es una señal de que pronto saldrá el sol. Y también es una señal de lo misterioso, porque lo misterioso nunca puede ser claro. Si no hay misterio, la vida no vale nada.
          Una persona inteligente hace caso a la verdad, hace caso a lo que no está claro, a lo incierto, hace caso a lo misterioso, y es lo suficientemente valiente para adentrarse en el misterio de la existencia. Las personas que siguen lo que está claro, lo racional, lo matemático, son la gente ordinaria. Forman parte de la multitud, son personas corrientes, y seguirán siendo cretinos porque nunca han dado a su inteligencia la oportunidad de vivir la aventura. Nunca se han arriesgado, y si no hay riesgo, la inteligencia se duerme. El riesgo es lo único que despierta a la inteligencia...
          La inteligencia necesita oportunidades, riesgos, aventuras, peligros... así es como se afina. La inteligencia va unida a lo impredecible porque es arriesgado; va unida a lo poco claro porque hay que hacer algo para aclararlo. La inteligencia se siente atraída como un imán hacia cualquier situación misteriosa, porque hay algo que descubrir.
          Tu conflicto es un conflicto entre el miedo y la valentía. Si lo reduces a las opciones básicas, escoge siempre la valentía. No actúes por miedo y tu crecimiento estará asegurado. Si actúas por miedo estarás sucidándote".

OSHO, Antes del amanecer. Un nuevo día te está esperando.
http://osho-maestro.blogspot.com/