11 feb. 2017

El cuerpo es el más grande misterio en el todo de la existencia. Este misterio necesita ser amado.

"El cuerpo debe ser amado  –tienes que ser un gran amigo.

Es tu hogar, tienes que limpiarlo de toda porquería, y tienes que recordar que está a tu servicio continuamente, día a día. Incluso cuando estás dormido, tu cuerpo está continuamente trabajando para ti, digiriendo, transformando tu comida en sangre, desechando del cuerpo las células muertas, trayendo nuevo oxígeno, oxígeno fresco al cuerpo  –y tú estás dormido. Está haciendo todo para tu supervivencia, por tu vida, aunque eres tan desagradecido con tu cuerpo que nunca le has agradecido siquiera. Por el contrario, tus religiones te han estado enseñando a torturarlo: el cuerpo es tu enemigo y tienes que liberarte de tu cuerpo, sus ataduras.

Yo también sé que eres más que sólo el cuerpo y no hay necesidad de tener ataduras. Pero el amor no es una atadura, la compasión no es una atadura. El amor y la compasión son absolutamente necesarios para tu cuerpo y su alimento. Y mientras mejor tienes tu cuerpo, mayor posibilidad hay de crecer en conciencia. Es una unidad orgánica.

Una clase totalmente nueva de educación es necesaria en el mundo en donde fundamentalmente todos son introducidos a los silencios del corazón… donde todos tienen que ser preparados para ser compasivos con su propio cuerpo. Porque a menos que seas compasivo hacia tu propio cuerpo, no puedes ser compasivo hacia ningún otro cuerpo. Es un organismo vivo, y no te ha hecho ningún daño. Ha estado continuamente en servicio desde que fuiste concebido y lo estará hasta que mueras. Hará todo lo que te gustaría hacer, hasta lo imposible, y no te será desobediente. Es inconcebible crear mecanismo tal que sea tan obediente y tan sabio.

Si te vuelves consciente de todas las funciones de tu cuerpo, te sorprenderás. Nunca te has puesto a pensar lo que tu cuerpo ha estado haciendo. Es tan milagroso, tan misterioso. Pero nunca te has puesto a verlo. Nunca te has molestado en familiarizarte con tu propio cuerpo y pretendes amar a otras personas. No puedes, porque esas otras personas también aparecen ante ti como cuerpos. El cuerpo es el más grande misterio en el todo de la existencia. Este misterio necesita ser amado  –sus misterios, sus funcionamientos ser íntimamente investigados…

Ninguna educación que no te enseña a amar tu cuerpo, no te enseña a ser compasivo con tu cuerpo, no te enseña cómo entrar en sus misterios, nunca será capaz de enseñarte cómo entrar a tu propia conciencia. El cuerpo es la puerta  –el cuerpo es el trampolín. Y cualquier educación que no toca el tema de tu cuerpo y conciencia no solamente está absolutamente incompleta, es fundamentalmente dañina porque continuará siendo destructiva...."

Osho,Om Shantih Shantih Shantih