25 feb. 2017

La rabia es energía. Cuando la rabia se evapora la energía que deja atrás se convierte en compasión.

"El hombre iluminado está fuera de su mente pero tiene un completo control de su mente. Y no necesita un cuadro de mandos para tener el control, le basta con su consciencia.

Si observas cualquier cosa minuciosamente tendrás una pequeña experiencia de lo que es estar iluminado; no una experiencia plena pero sí un pequeño sabor, una degustación con la punta de la lengua.

Si observas tu rabia minuciosamente, la rabia desaparece. Estás sintiendo un impulso sexual: obsérvalo muy de cerca y en breve desaparece. Si las cosas se evaporan con sólo observarlas, ¿qué decir de la persona que está continuamente por encima de la mente, simplemente consciente de toda la mente?.

Entonces todas esas cosas desagradables que te gustaría soltar, simplemente se evaporan. Y recuerda: todas ellas tienen energía. La rabia es energía. Cuando la rabia se evapora la energía que deja atrás se convierte en compasión. Es la misma energía... Cada cosa que es desagradable en tu mente desaparece dejando detrás un gran tesoro".

Osho, De la medicación a la meditación