7 feb. 2017

Lo divino no es más que la profundidad de sumergirte en este momento, en este mundo, en esta vida, en este cuerpo.

“La vida mundana es la circunferencia.
Tiene que ser disfrutada con una profundidad tal
que empieces a encontrar en ella lo sagrado,
lo divino.
Lo divino no es más que la profundidad de sumergirte en este momento,
en este mundo,
en esta vida,
en este cuerpo”.

Osho, Light on the Path