23 feb. 2017

Si tenéis ganas de hablar, hablad. Si sentís que os apetece el silencio, guardad silencio...simplemente avanzad con la sensación.

"Pase lo que pase, aceptadlo y disfrutadlo, y no forcéis nada. Si tenéis ganas de hablar, hablad. Si sentís que os apetece el silencio, guardad silencio...simplemente avanzad con la sensación. No forcéis nada de ninguna manera, ni siquiera por un momento, porque en cuanto lo hacéis, quedáis divididos en dos, y eso crea un problema, ya que entonces toda vuestra vida se escinde...

En zen han un dicho muy hermoso: sentado, simplemente siéntate. Caminando, simplemente camina. Por encima de todo, no tiembles.

Hagáis lo que hagáis, hacedlo de la forma más total que os sea posible. Si disfrutáis caminando, ¡bien!  Si de pronto os dais cuenta de que ya no tenéis el impulso o el deseo de moveros, entonces sentaos de inmediato; no deberíais dar ni un solo paso en contra de vuestra voluntad. No deberíais arrastraros. Ese mecanismo pertenece al ego, el manipulador".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora