11 feb. 2008

Solamente estás físicamente aquí sentado. Tu mente se ha ido al futuro

"Cuando descansas durante todo el día, ¿cómo vas a dormir por la noche? No has creado la necesidad. Un hombre trabaja durante todo el día, vive, y al llegar la noche está preparado para deslizar­se en el olvido, en la oscuridad. Lo mismo ocurre si has vivido una vida auténtica, verdadera. Si realmente la has vivido, la muer­te es un descanso. Llega el atardecer, la noche cae y tú estás dispuesto: te tumbas y esperas. Cuando vives adecuadamente no pi­des más vida, porque ya tienes suficiente, ya tienes más de la que puedes pedir; se te ha dado más de la que puedes imaginarte. Si vives cada instante en su plena intensidad, estarás siempre dis­puesto a morir.

Si la muerte me llegara ahora mismo; estaría dispuesto, por­que no me queda nada por completar. No he pospuesto nada. He tomado mi baño matutino y he disfrutado. No he aplazado nada para el futuro, de modo que si la muerte llega, no hay problema. La muerte puede venir y llevarme ahora mismo. No habrá ni si­quiera un ligero pensamiento sobre el futuro porque no queda nada incompleto.

¿Y tú? Todo está incompleto. No pudiste ni tomar el baño matutino porque tenías que venir a escucharme; te lo perdiste. Vi­ves en función del futuro y continúas perdiéndotelo. Si este per­derte la vida se convierte en un hábito --y se convertirá en uno­-- entonces te perderás mis discursos porque tú eres el mismo hombre que se perdió el baño matutino, el que se perdió el té de la mañana, el que se las arregló para tomarlo, pero que lo dejó incompleto.

Está revoloteando alrededor de tu cabeza. Y eso que has dejado incompleto es como un enjambre de abejas a tu alrededor. Se con­vertirá en un hábito. Y me escucharás, pero te estarás preparando para ir a la oficina, o a la tienda, o al mercado; no estarás aquí. Solamente estás físicamente aquí sentado. Tu mente se ha ido al futuro. Nunca estás en ninguna parte. Estés donde estés, estás yéndote a otra parte. Esta vida incompleta, crea la pasión por vi­vir. Has de completar muchas cosas".

Osho, Yoga: La Ciencia del Alma, Vol. IV
http://osho-maestro.blogspot.com/