21 sept. 2009

Cuando alguien florece, yo me deleito

"Alguien me preguntaba hace unos días
por qué ayudo a la gente con la meditación.

Mi respuesta fue: "Es mi deleite.
No hay razón para hacerlo -sencillamente gozo-".
Es como la persona que disfruta
sembrando semillas en el jardín
a la espera de las flores.
Cuando la gente florece, yo gozo.
Es una labor de jardinería.
Cuando alguien florece, yo me deleito.
Y comparto sin perseguir objetivo alguno.
Si fracasa, no me siento frustrado.
Si no florece, está bien también,
porque el florecimiento no puede ser forzado.
Nadie puede abrir un brote a la fuerza;
o se puede, pero entonces la flor muere.
Parecería que ha florecido, pero no es así".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/