24 sept. 2009

Es posible comer de tal manera que el simple acto de alimentarse se convierta en oración

"El hombre que puede ser dichoso
no necesita orar -la oración es mal sustituto-.
El hombre que experimenta la dicha
no necesita meditar.
El hombre dichoso
puede vivir con dicha cada momento
y con eso habrá hecho lo único que necesita hacer.
Todo es santo y sagrado.
Es posible comer
de tal manera que el simple acto de alimentarse
se convierta en oración.
Es posible amar a otro
de manera tal que se convierta en oración.
Es posible hacer un hoyo en el jardín
de manera tal que se convierta en oración.
La oración no es una cosa formal
-es la cualidad lúdica con la cual se hacen las cosas
y se viven los momentos".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/