3 sept. 2009

Un sannyasin...Se mueve, momento a momento, a través de su inteligencia presente y no a través de su memoria pasada

"Un Buda nunca piensa; no hay necesidad. Ante cualquier cosa que la vida le ponga por delante, él responde. Piensas porque no puedes confiar en tu inteligencia; entonces, debes hacer planes de antemano. Cuando llegue el momento, seguirás las huellas que preparaste en el pasado. ¿Qué clase de vida es ésta? Vives en función del pasado. Por eso se cometen tantos errores innecesarios y todo se inmoviliza y muere: porque siempre actúas en función del pasado. La vida continúa, nueva en todo momento, como un río que fluye, siempre cambiante. El cambio nunca se detiene, pero tú te has detenido en el pasado. Cargas con las huellas del pasado. Cuando la vida te da algún problema, buscas en tu memoria (la huella, la planificación) y actúas en función de ella. Te pierdes. La vida es siempre nueva, y las huellas, siempre antiguas.

La vida es como los pájaros que vuelan por el cielo: nunca dejan ninguna marca. Una vez que volaron, el cielo queda tan vacío como estaba antes. No es como la tierra, por donde la gente camina y crea senderos con sus pisadas y sus huellas. La vida es como el cielo: no se crea ningún sendero.

Un sannyasin es como un pájaro que vuela por el cielo, sin seguir ningún rastro, ningún sendero, porque no existe sendero alguno. Se mueve, momento a momento, a través de su inteligencia presente y no a través de su memoria pasada".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/