8 oct. 2010

El amor jamás puede crear un infierno

"¿Qué es vuestro amor?... ¿Amáis a una persona, realmente la amáis? ¿Amáis o se trata de otra cosa? ¿De una gratificación mutua? ¿Cuando amáis a una persona realmente amáis a esa persona? ¿Dais desde vuestro corazón, o sólo explotáis al otro en nombre del amor?

Vosotros usáis al otro en nombre del amor. Puede ser un uso sexual o puede ser algún otro tipo de uso, pero usáis al otro. Y si el otro dice : "¡No, no me uses!", ¿vuestro amor seguirá estando allí o desaparecerá?... Si el otro os aprecia, si una mujer hermosa os aprecia, vuestro ego se siente colmado. Una mujer hermosa os admira y sentís por primera vez que sois un hombre. Pero si no os aprecia, no os admira, el amor desaparece. Si un hombre hermoso, un hombre fuerte, os admira como una mujer hermosa, os aprecia constantemente, os sentís gratificadas porque el ego está colmado.

Ésta es la explotación mutua, y lo llamáis amor. Y no debería sorprenderle a nadie que ese amor termine generando un infierno porque de amor sólo tiene el nombre, y por debajo del nombre se oculta otra cosa. El amor jamás puede crear un infierno, el amor es la esencia misma del cielo. Si amáis, sois felices, vuestra felicidad os mostrará que estáis enamorados.

Pero mirad a los amantes: no parecen ser felices, sólo al comienzo cuando están planificando, inadvertidamente, inconscientemente, lanzándose redes para atraparse mutuamente; pero su poesía y su romanticismo y todas sus estupideces son sólo para atrapar al otro. Una vez que el pez fue capturado, se sienten infelices, se sienten como en cautiverio, y ambos tratan de dominar y de poseer al otro...

"Amar" significa: éste es el fin, y no hay ego en él. Cuando perdéis vuestro ego, hay amor. Entonces simplemente dais porque es tan hermoso, compartís porque compartir es tan maravilloso, y entonces se acaban las negociaciones. Cuando no hay negociaciones no hay ego, el amor fluye, entonces dejáis de estar congelados, os disolvéis".

Osho, La semilla de la mostaza