12 oct. 2010

¿Por qué cuando odiamos lo hacemos con tanta intensidad, pero cuando amamos no amamos tan intensamente?

"Aunque una piedra de granito no tenga ninguna hendidura, el agua penetrará en ella, pasará por ella...porque no tiene forma. El agua es tan humilde que puedes darle cualquier forma y siempre estará lista para asumir esa forma, esa apariencia. La colocas en un vaso y se convierte en el vaso; la pones en un cubo y se convierte en el cubo. Nunca se resiste, nunca se lamenta, nunca se queja, nunca protesta...Simplemente claudica. Lo mismo que el amor...

Cuanto más duro se es, más miedo se tiene, más asustado se está, menos seguridad se tiene respecto al centro más profundo del ser, más te aferras a la forma. La piedra teme que, si destruyen su forma, de ella no quede nada. El agua no tiene miedo. La forma no es su ser; sea cual sea su forma, seguirá siendo la misma. El amor no tiene miedo; puede asumir cualquier forma. El odio sí tiene miedo; el odio es duro.

El otro día alguien estaba preguntándome: "¿Por qué cuando odiamos lo hacemos con tanta intensidad, pero cuando amamos no amamos tan intensamente?" Porque sólo conoces una intensidad: la intensidad de lo duro. No conoces la intensidad de lo líquido, de lo fluido. Sólo conoces la dureza del acero; desconoces la suavidad de la flor.

Y tienes miedo..., por eso, cuando odias, odias absoluta, profunda, totalmente; puedes ir y destruir por completo al enemigo, pero nunca proyectas una energía así de creativa sobre tu amante. Puedes ir y destruir al enemigo, puedes envenenarle y matarle, pero si tu amor fuera tan intenso como tu odio podrías dar tu vida a tu amante. Es el mismo fenómeno: el odio es destrucción; el amor, creación. Al odiar vas y destruyes al otro: al amar te destruyes a ti mismo y te das totalmente al otro.

No, nunca te entregas tan totalmente; siempre te reservas algo, retienes tu mayor parte siempre...¿quién sabe? En cualquier momento las cosas pueden cambiar; actuando así podrás retirar tu mano. De esta manera, al amar sólo comprometes tu mano, el resto del cuerpo se mantiene al margen para poder retirarlo si en cualquier momento algo sale mal.

Simplemente una parte...Todos los matrimonios son matrimonios parciales; por eso el matrimonio nunca podrá librarse del divorcio. ¿Cómo va a librarse del divorcio un matrimonio parcial? Que la ley lo permita o no lo permita no es lo importante. Sólo un matrimonio total estará libre del divorcio. "Matrimonio total" significa "fusionarse" y esa fusión sólo es posible si eres suave. ¿Cómo vas a fusionarte siendo duro?".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II