4 oct. 2010

Si llevas una vida total, santo y pecador se encontrarán y abrazarán en tu ser

"Si llevas la vida de un santo,
tu vida no tendrá sal;
serás insípido.
Si llevas la vida de un pecador,
sólo serás sal;
no serás comestible.
Si llevas una vida total,
santo y pecador se encontrarán
y abrazarán en tu ser;
noche y día se unirán,
fusionarán
y volverán uno
-como ha de ser-
y entonces
un tercer tipo de existencia aparecerá:
armoniosa,
tranquila,
equilibrada,
completamente diferente de la noche y del día.
Es un tercer estado
que surge de la reunión de dos opuestos".

Osho, Tao, Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/