17 oct. 2010

Te contaré un secreto...los fantasmas acuden a mí preguntándome: "¿Qué es la vida?"

"Le preguntaron a un Maestro zen...Un gran emperador acudió a él para preguntarle... Tenía miedo a la muerte -al igual que todo el mundo- y, evidentemente, un emperador tiene más que perder que un mendigo, de modo que un emperador ha de temer a la muerte más que un mendigo. La muerte le ha de quitar más al primero que al segundo, lo cual implica que ha de tenerle más miedo...

Se había vuelto viejo y acudió al Maestro zen y le dijo:

- Maestro, cuéntame algo sobre la muerte.
El Maestro le contestó:
- ¿Cómo voy a saber nada de ella?
El emperador le dijo:
- Eres un Maestro Iluminado.
Él le replicó:
- Sí, pero vivo; no muerto. ¿Qué voy a saber de ella?

En este instante la vida está aquí. ¡Vívela! Eso es entrenarte para la muerte. Si no, cuando hayas muerto preguntarás: "¿Qué es la vida?". Cuando preguntas: ¿"Qué es la muerte? ¿Seguiré igual cuando haya muerto?", ten la seguridad de que te estás perdiendo la posibilidad, la oportunidad, de saber qué es la vida mientras estás vivo.

Te contaré un secreto. No se lo cuentes a nadie... Y si lo haces, por favor, dile que no se lo cuente a nadie más: muchos -todos vivos- vienen a mí y me preguntan: "¿Qué es la muerte?"... Y también los fantasmas acuden a mí preguntándome: "¿Qué es la vida?".

Por favor, mientras estés vivo, vive al máximo para que cuando te conviertas en un fantasma no necesites ir a un maestro a preguntarle: "¿Qué es la vida?"...

Y recuerda que si me preguntas a mí y te contesto: "Sí, sobrevivirás a la muerte", eso será para ti "conocimiento", pero no saber. Y yo no estoy aquí para ayudarte a ser más erudito. Sería un pecado y sufriría por ello.

Estoy aquí para hacerte más inteligente; no para suministrarte más información, sino simplemente para ofrecerte la oportunidad de crecer y que tu ser interior florezca.

No te preocupes por la muerte. Ahora mismo estás vivo, muy vivo. Vive la vida para que puedas conocerla. Si descubres qué es la vida sabrás lo que es la muerte porque la muerte es el centro de la vida".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen III
http://osho-maestro.blogspot.com/