28 oct. 2010

Limpia tu inconsciente y entra en el mundo exterior con las otras personas, con un rostro más suave, con ojos más limpios, con actos más humanos

"Recuerda no malinterpretarme. He dicho, "Expresa tus emociones negativas"; no he dicho, "Públicamente". Así es cómo las cosas se distorsionan.

Ahora bien, si te estás sintiendo enojado con alguien y empiezas a expresar tu enojo, la otra persona no va a ser un Buda Gautama y a sentarse silenciosamente. Él no es una estatua de mármol; también hará algo. Tú expresarás el enojo, él expresará el enojo.

Esto creará más cólera en ti, y la cólera o la violencia crea, en la otra parte, lo mismo, y con venganza. Y entonces te sentirás con ganas de entrar más en ello, porque te han dicho que expreses.

Sí, yo te he dicho que expreses, pero no quiero decir públicamente.


Si te estás sintiendo enojado, ve a tu cuarto, cierra el cuarto, golpea la almohada, párate ante un espejo, grítale a tu propia imagen, di cosas que nunca has dicho a nadie y que siempre quisiste decir. Pero tiene que ser un fenómeno privado, de lo contrario no tiene fin. Las cosas siguen moviéndose en círculo, y nosotros deseamos terminarlas.

Entonces, cuando sientas cualquier emoción negativa frente a otro, esa otra persona no es lo que importa. Lo que importa es que tú tienes cierta energía de cólera. Ahora, esa energía tiene que ser esparcida en el universo. No tienes que reprimirla dentro de ti.

Así que siempre que yo diga, “expresa,” quiero decir siempre en privado, en soledad. Es una meditación, no es una lucha. Si te estás sintiendo triste, siéntate en tu cuarto y siéntete tan triste como puedas; no puede hacer daño. Permanece realmente triste y observa cuánto tiempo permanece. Nada permanece por siempre; pronto se irá. Si tienes ganas de llorar, llora, pero en privado.

Estas cosas no tienen nada que ver con los otros. Es tu problema por completo; ¿para qué hacerlo público? Y de esa manera, no va a servir de ayuda sino al contrario, será aumentado. Así que diariamente, antes de ir a dormir, durante una hora por la noche, siéntate en tu cama y haz todas las locuras que quieras hacer, que la gente hace cuando está enojada, violenta, destructiva. Y no quiere decir que tienes que ser destructivo con cosas muy valiosas; basta con rasgar papeles en pedacitos pequeños y lanzarlos por todas partes; y tú sabes lo que ha pasado. Y eso bastará.


Destruye cualquier cosa, puede ser algo sin valor, pero todo tiene que ser hecho en privado, para que cuando salgas de ello, te encuentres fresco...


Pero en público no traigas tu negatividad, tu fealdad; de lo contrario, estás creando problemas mayores al intentar solucionar problemas pequeños. Ten realmente mucho cuidado. Todo lo negativo tiene que ser en privado, en soledad...

Pero de una vez por todas entiende que todo problema es tuyo, así que tiene que ser resuelto en privado.


No laves tu ropa sucia en lugares públicos. No hay necesidad. ¿Por qué involucrar innecesariamente a otras personas? ¿Por qué crear innecesariamente una imagen fea de ti?...

Simplemente guarda para ti tus problemas privados. Ninguna terapia de grupo es de mucha ayuda, porque lo que tú haces en el grupo no puedes hacerlo en sociedad. Y el grupo no puede convertirse en tu vida entera; fuera del grupo estarás otra vez en el mismo problema.

Lo que te estoy dando es un método simple que puedes llevar a cabo tú mismo muy fácilmente. Limpia tu inconsciente y entra en el mundo exterior con las otras personas, con un rostro más suave, con ojos más limpios, con actos más humanos".