13 jul. 2016

¿Cómo puedes amar a una persona muerta? Ésa es la tragedia del amor.

          "Siempre que posees algo viviente, ya lo has matado. Siempre que dices poseer a una persona viviente, has asesinado, porque la vida no puede ser poseída...
          Los animales no son posesivos, los árboles no son posesivos; sólo el hombre es posesivo. Y la posesividad ha hecho que el hombre se pierda todo lo que vive. Sólo puedes poseer algo muerto. En el momento en que posees algo, lo has matado. Amas a una mujer y quieres poseerla; la matas. Una esposa es una cosa, no una persona; un marido es una cosa, no una persona.
          Eso es lo trágico: amas a una persona y comienzas a poseerla y, sin saberlo, estás envenenando. Tarde o temprano llegará el día en que habrás envenenado a esa persona por completo. Ahora posees. Pero ¿cómo vas a amar a una cosa? Para empezar, el amor ocurrió cuando la persona vivía. Ahora, el fluir se ha detenido, ahora todas las puertas de la libertad se han cerrado. Ahora, se ha convertido en algo congelado. El río se ha helado, ya no hay movimiento. Ciertamente,  esta persona ahora no se puede ir con otro. La posees por completo. Pero ¿cómo puedes amar a una persona muerta? Ésa es la tragedia del amor. No se puede amar a una persona muerta, pero siempre que amas comienzas a poseer. Toda posesión crea muerte. Sólo las cosas pueden ser poseídas."

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/