23 jul. 2016

La meditación sólo enseña a ir al interior: no importa si hay un alma o no, ni tampoco importa si hay o no Dios.

          "Enseño a meditar porque la meditación no pide un convencimiento como requisito básico. La meditación es una ciencia, no una superstición. La meditación dice que experimentes con tu mente, tan llena de pensamientos. Los pensamientos pueden dispersarse, las nubes pueden dispersarse, así que llegas al cielo vacío de tu ser interior. No hace falta tener fe; sólo un poco de valor, un poco de esfuerzo, un poco de osadía, un poco de persistencia y perseverancia, sí, pero no convencimientos. ¿No crees en Dios? Eso no es un estorbo para meditar. ¿No crees en el alma? No es un obstáculo para la meditación.  ¿No crees en nada? No es impedimento. Puedes meditar, porque la meditación sólo enseña a ir al interior: no importa si hay un alma o no, ni tampoco importa si hay o no Dios".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?
http://osho-maestro.blogspot.com/