29 jul. 2016

La verdadera pregunta no es cómo encontrar a Dios, sino cómo estar en casa para que, cuando llame a tu puerta, Dios te encuentre ahí.

"La gente me pregunta cómo puede encontrar a Dios, cómo puede verlo o darse cuenta de su presencia. ¡Esa no es la pregunta! La pregunta es qué haces para no verlo, puesto que está llamando a tu puerta, aquí y ahora.  ¡Y no puede ser de otra forma!  Si es real estará aquí y ahora. Sólo lo que no es real no puede aparecer en este preciso instante. Se halla ante tu puerta, pero tú no estás ahí; nunca estás en casa. Te encuentras vagando por millones de mundos, y nunca estás en casa. Nunca estás ahí, y Dios viene a buscarte a tu casa, la realidad te rodea, pero no te encuentra ahí. 

La verdadera pregunta no es cómo encontrar a Dios, sino cómo estar en casa para que, cuando llame a tu puerta, Dios te encuentre ahí. No eres tú quien debe encontrarlo, sino él a ti.

Y así se convierte en una verdadera meditación. A un hombre de entendimiento no le preocupan Dios y esas cuestiones, porque no es un filósofo. Lo que le preocupa es cómo estar en casa y dejar de preocuparse y de pensar en el futuro y en pasado, cómo centrarse en el ahora, cómo permanecer en este momento".

OSHO, Confianza. Vivir espontáneamente y abiertos a la vida.
http://osho-maestro.blogspot.com/