17 jul. 2016

El amor es un río.

          "Todo amante siente que falta algo, porque el amor está inconcluso. Es un proceso, no un objeto. Todo amante tenderá a sentir que falta algo... pero no lo malintepretéis. Simplemente muestra que el amor en sí mismo es dinámico.
          Es como un río, siempre en movimiento. En ese mismo movimiento está la vida del río. En cuanto se detiene, se convierte en algo estancado; ya no es más un río. El mismo vocablo río muestra un proceso, su mismo sonido os brinda la sensación de movimiento.
          El amor es un río. Así que no penséis que falta algo; es parte del proceso del amor. Y es bueno que no se encuentre finalizado. Cuando  falta algo, tenéis que hacer algo al respecto...es una llamada procedente de cumbres más elevadas. Cuando las alcancéis, no os sentiréis realizados, el amor jamás se siente realizado. No conoce la realización, pero es hermoso porque entonces está vivo por siempre jamás.
          Y siempre sentiréis que hay algo que no está sintonizado. Eso también es natural, porque cuando dos personas se conocen, se están conociendo dos mundos diferentes. Esperar que encajen a la perfección es esperar lo imposible, y eso creará frustración.  Como mucho hay unos pocos momentos en los que todo se halla sintonizado, momentos muy raros.
          Así es como debe ser. Realizad todos los esfuerzos para crear esa sintonía, pero estad siempre preparados si no acontece perfectamente. Y no os preocupéis, de lo contrario perderéis cada vez más la sintonía. Sólo acontece cuando no os preocupa, cuando no estáis tensos, cuando ni siquiera lo esperáis... surge de la nada".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/