12 jul. 2016

La religión no es la búsqueda de ninguna creencia. La religión es un esfuerzo por conocer el fundamento mismo de tu ser, por tocar el fondo de tu existencia.

          "Un hombre de verdadera confianza no tiene creencias, sino que confía porque ha llegado a entender lo hermoso que es la vida. Y ha llegado a entender que la vida es atemporal, eterna. Ha llegado a entender que en su interior está el reino de Dios. Se convierte en rey, y no en el sentido ordinario de la palabra, porque el reino que viene de fuera no es más que un reino de sueños. Puedes ser un rey, pero serás el rey de un mazo de naipes o, cuando mucho, el rey de Inglaterra. No vale gran cosa, es despreciable; apenas un símbolo espurio que carece de significado. El reino verdadero está en el interior. Y lo más asombroso es eso: que uno lo lleva dentro y no se percata en absoluto, no sabe qué tesoros lleva ni qué tesoros puede reclamar como suyos.
          La religión no es la búsqueda de ninguna creencia. La religión es un esfuerzo por conocer el fundamento mismo de tu ser, por tocar el fondo de tu existencia. A experimentar ese fondo de la existencia es a lo que nos referimos con la palabra "verdad". Es existencial. Es una experiencia".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?
http://osho-maestro.blogspot.com/