28 nov. 2010

Habría que enseñar a tener una profunda reverencia por la vida

"Nuestra supuesta educación nos convierte en personas tristes y serias. Si pasas la tercera parte de tu vida triste y serio en la universidad, esto se queda arraigado; olvidas el idioma de la risa, y quien olvida el idioma de la risa habrá olvidado gran parte de su vida.

El amor, la risa, la relación con la vida y sus maravillas, sus misterios... deberíamos escuchar a los pájaros cantar en los árboles. Los árboles y las flores y las estrellas deberían estar en comunicación con tu corazón. La salida y la puesta del sol no deberían ser algo externo, también deberían ocurrir en tu interior. El fundamento de la tercera dimensión debería ser la reverencia a la vida...

Habría que enseñar a tener una profunda reverencia por la vida y a tener alegría, risa, sentido del humor. En pocas palabras, un espíritu danzarín; porque la vida es Dios y no hay más Dios que la vida misma".

Osho, Cambio. Cómo convertir una crisis en una oportunidad