29 mar. 2013

Cuando empiezas a amar a una persona te parece imposible hacerle daño, ya que en ese momento la felicidad del otro es tu felicidad, y el dolor del otro es tu dolor

     "Cuando empiezas a amar a una persona te parece imposible hacerle daño, ya que en ese momento la felicidad del otro es tu felicidad, y el dolor del otro es tu dolor. No existe una barrera entre tu vida y la de la persona amada; fluis el uno en el otro.
     Cuando eso mismo sucede entre una persona y Dios, se le llama oración, alabanza, devoción; es la forma suprema de amor. Cuando da tanta alegría hacer a alguien feliz, y tanto dolor hacer a alguien desgraciado, lo mismo pasa entre tú y Dios. Si la relación es de amor, estás en el cielo, y si el amor está ausente, te encuentras en las profundidades del infierno.
     Dios significa totalidad. Tienes que amar esa vasta extensión, el universo entero, todo lo que existe, como si fuera una persona...
     La auténtica llave es enamorarse de lo infinito. Entonces cada partícula de polvo de esta Tierra tiene derecho a recibir mi amor; cada centímetro de esta Tierra es mi amado; cada hoja lleva el nombre de mi amado escrito; me mira a través de cada ojo que veo. Todo es Suyo, en todas partes.
     Cuando comprendes esto profundamente, lleves la vida que lleves la vivirás desde la devoción, que transformará tu forma de vivir y cada aspecto de tu vida: te sentarás de modo diferente, andarás de modo diferente, porque ves Su presencia en todo; hablarás de modo diferente si cada persona con la que hablas es Él. Ahora ya no puedes enfadarte, o mentir respecto a alguien; ¿cómo podrías insultar a nadie?, ¡cómo podrías no servir a los demás, cuando en los pies de cada persona Lo encuentras oculto!
     Cuando comprendas esto, vivirás en un perpetuo éxtasis... No tendrás nada, y sin embargo lo tendrás todo. Estarás completamente solo, y sin embargo el mundo entero estará contigo. Habrá un ritmo, una armonía entre tú y la existencia, pues habrás establecido un contacto íntimo con ella".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/