31 mar. 2013

No hay que ayunar pero tampoco hay que empacharse constantemente; son dos estados patológicos

     "Yo sugiero vivir una vida relajada. Es bueno estar solo, y también es bueno estar enamorado, estar con gente. Las dos cosas son complementarias, no son contradictorias. Cuando estás disfrutando con los demás, aprovecha al máximo; no te preocupes por la soledad. Cuando te canses de estar con gente, vete solo y disfrútalo también al máximo...
     No hay que ayunar pero tampoco hay que empacharse constantemente; son dos estados patológicos.
     Esto mismo se puede aplicar al amor y a la soledad. Disfruta con la gente  porque son manifestaciones de la divinidad, pero recuerda que también existe el otro lado. Cuando empiezas a cansarte no es necesario quedarte por educación... No te estoy pidiendo que seas un maleducado, pero no tienes que aguantar la presencia de otra persona. Simplemente di: "Tengo ganas de estar solo, de tener mi propio espacio"...
     Si quieres a alguien deberías ser sincero -es una muestra de amor- y ser capaz de decir: "Ahora me gustaría tener mi propio espacio". Y deberías permitir que el otro tuviese la libertad de estar contigo o no.
     Está muy bien que dos personas decidan estar juntas un tiempo; es bueno. Pero también es bueno estar solo. La soledad te procura paz, silencio, ecuanimidad, meditación, consciencia, un sentimiento de integridad, de estar centrado, de solidez, de estar pisando tierra; son valores importantes.  El amor te enseñará la compasión, la oración, la ayuda a los demás, y también son grandes valores; se enriquecerán mutuamente...
     Deja que tu amor ayude a tu soledad...
     Aprende al mismo tiempo el arte de estar juntos y el arte de estar solo.
     Toda mi filosofía se resume en dos palabras: "meditación" y "amor". Medita para sentir un silencio inmenso, y ama para transformar tu vida en una canción, un baile, una celebración. Si puedes alternar entre los dos y puedes hacerlo con facilidad, sin esfuerzo, habrás aprendido lo más importante que hay en la vida.
     Dios es al mismo tiempo el creador y la creación, el universo infinito del exterior y la consciencia infinita del interior. Debemos saborear la divinidad en sus dos aspectos".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/