21 mar. 2013

No permitas que las pequeñeces te conmocionen

     "Así que estas son mis dos sugerencias: manténte tan centrado como te sea posible. No permitas que las pequeñeces te conmocionen: alguien se enfada, alguien te insulta y tú te quedas pensando en ello durante horas; o te pasas toda la noche molesto porque alguien dijo algo...
     La segunda es que deberías siempre trabajar hacia los centros más elevados. Por ejemplo si te enfadas demasiado a menudo, deberías meditar más sobre la rabia para que la rabia desaparezca y su energía se convierta en compasión. Si eres un hombre que lo odia todo, entonces deberías concentrarte en el odio; medita sobre le odio y esa misma energía se convertirá en amor. Sigue moviéndote hacia arriba, piensa siempre en peldaños más elevados de modo que puedas alcanzar el punto más alto de tu ser".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/