18 mar. 2013

La meditación, si está bien encaminada, te hace amoroso

     "Si meditas, tarde o temprano llegarás al amor. Si meditas profundamente, sentirás que nace en ti un inmenso amor que nunca antes habías conocido, una nueva cualidad de tu ser, una nueva puerta que se abre. Te has convertido en una nueva llama que ahora quieres compartir.
     Si amas profundamente, poco a poco serás consciente de que tu amor se está volviendo más y más meditativo. Una sutil cualidad de silencio está penetrando en ti.  Los pensamientos van desapareciendo, aparecen pausas y... ¡silencios!  Estás tocando tu propia profundidad.
     El amor, si está bien encaminado, te vuelve meditativo.
     La meditación, si está bien encaminada, te hace amoroso".

Osho, Meditación. La primera y última libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/