2 mar. 2013

La fe y el amor superficiales nunca tardan mucho en venirse abajo

"Mulla Nasruddhin se presentó a las elecciones.
Obtuvo sólo tres votos: 
el primero era el suyo propio; 
el segundo, el de su esposa, 
y el tercero, el de una persona desconocida. 
Cuando su esposa lo supo, lo acorraló: 
"Dime, ¿quién es ella?".
Lo que yace oculto, 
sale a la superficie con el menor pretexto; 
la fe y el amor superficiales 
nunca tardan mucho en venirse abajo".

Osho, El verdadero nombre. La melodía de la existencia
http://osho-maestro.blogspot.com/