2 may. 2009

Cuando se enamoren, amen sin pensar como debería ser el amor, no consulten manuales sobre el amor; permitan que el amor fluya naturalmente

"Si continúan viviendo en silencio, no necesitarán siquiera de la meditación (ni siquiera antes de la iluminación es necesaria). Si continúan viviendo una vida sana, serena, sin preocupaciones por el pasado, ni deseos para el futuro, si sencillamente viven la vida como va llegando, no necesitarán de la meditación, ni siquiera para alcanzar la iluminación. La meditación sucederá espontáneamente, de la misma manera que el sol sale por las mañanas y se pone por las tardes sin necesidad de recibir una orden...

Necesitamos la meditación porque nos hemos convertido en antinaturales. Vivan una vida natural; es decir, vivan el momento tal y como es. No traten de imponer la forma en que "debe ser" el momento ni de transformarlo en alguna otra cosa. Sencillamente acepten el momento tal y como es. Cuando se enfurezcan, acéptenlo sin crear el ideal de no enfurecerse nunca. Y cuando desaparezca la ira, no se arrepientan (no hay nada de qué arrepentirse pues sencillamente sucedió así). Cuando se enamoren, amen sin pensar como debería ser el amor, no consulten manuales sobre el amor; permitan que el amor fluya naturalmente".

Osho, El principio Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/