3 may. 2009

Yo llamo religoso al hombre que lleva consigo la felicidad para sí mismo y para los demás

"Y al igual que una persona infeliz no sufre sola, sino que hace infelices a muchas otras, una persona feliz se convierte en fuente de felicidad para un incontable número de personas....

El placer y el dolor, la felicidad y la infelicidad son contagiosos, se comunican entre ellos; se expanden como el fuego.

Por lo tanto, el que decide ser infeliz está condenando a todo el mundo a ser infeliz; podría decirse que eligiendo ser infeliz ha decidido castigar a toda la Tierra. Y la persona que decide ser feliz bendecirá al todo con la felicidad, se sumará al canto y la música de la vida sobre todo nuestro planeta. Por tanto, una persona feliz es una persona religiosa; y una persona infeliz es completamente irreligiosa.

Yo llamo religoso al hombre que lleva consigo la felicidad para sí mismo y para los demás. Para mí, la única cualidad religiosa es la felicidad".

Osho, Encuentros con personas notables
http://osho-maestro.blogspot.com/