15 may. 2009

Esto es lo que yo llamo cualidad religiosa; todo se vuelve sagrado

"Pero mi idea del hombre religioso es que ni siquiera se declara ordinario, no se declara. Simplemente es ordinario.

Al maestro zen Rinzai le preguntaron:

- ¿A qué te dedicabas antes de iluminarte?
- Hacía leña y sacaba agua del pozo -dijo.
- Y ahora que estás iluminado -preguntó el hombre-, ¿qué es lo que haces?
- Lo mismo -dijo Rinzai-, hago leña y saco agua del pozo.

El hombre estaba confuso y dijo:

- No puedo entenderlo. Entonces, ¿cuál es la diferencia? Entonces, ¿qué sentido tiene iluminarse? Antes hacías leña y acarreabas agua, y ahora sigues haciendo lo mismo. ¿Cuál es la diferencia?

Y Rinzai, riéndose, respondió:

- La diferencia es que antes lo hacía porque era mi deber, tenía que hacerlo. Ahora es una alegría. La cualidad ha cambiado, pero el trabajo es el mismo.

Las pequeñas cosas de la vida tienen que ser transformadas por tu transformación interna. Esto es lo que yo llamo cualidad religiosa; todo se vuelve sagrado. Tomar un baño, hacer el amor, comer, irse a dormir...., todo se vuelve sagrado".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/