6 may. 2009

Puedes aprender de todo el mundo

"Mira dentro de ti y experimentarás tu gran singularidad. Y toda inferioridad desaparece, se evapora; fue creada por ti y por la educación equivocada; fue creada por una estrategia sutil, la estrategia de la comparación. Una vez que conoces tu singularidad, sientes alegría, y ya no tienes necesidad de seguir a nadie. Aprendes de todo el mundo...

Puedes aprender de todo el mundo, no sólo de las personas, también de los animales, de los árboles, de las nubes, de los ríos. Pero no se trata de imitar a nadie. No puedes convertirte en un río, pero puedes aprender algunas cualidades que te hagan parecerte a él: el fluir, el dejarse ir. Puedes aprender algo de la rosa. No puedes convertirte en una rosa, y tampoco lo necesitas, pero puedes aprender algo de la rosa. Ves que la rosa es tan delicada, y sin embargo tan fuerte, al viento, bajo la lluvia, espuesta al sol. Por la noche habrá desaparecido, pero eso no le preocupa; está alegre en este momento. De la rosa puedes aprender a vivir el momento. Ahora mismo la rosa baila al viento, bajo la lluvia, sin temor, sin preocuparse por el futuro. Por la noche sus pétalos se habrán agostado, pero ¿a quién le importa la noche?. Este momento lo es todo, y esta danza es todo lo que hay.

Aprende algo de la rosa. Aprende algo del pájaro: el coraje de penetrar en lo ilimitado. Aprende de todas las cosas, de todas las fuentes, pero no imites. Esto sólo es posible si encuentras el espacio adecuado desde el que partir, el conocimiento de ti mismo".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/