10 may. 2009

Para que surja la inteligencia se necesita una vida llena de retos, una vida aventurera, una vida que sepa arriesgar...

"El verdadero maestro genera maestros, no seguidores. El verdadero maestro te lleva de regreso a ti mismo. Todo su empeño es hacerte independiente de él. Tú has sido dependiente durante siglos, y eso no te ha conducido a ninguna parte. Todavía sigues tropezando en la oscura noche del alma.

Sólo tu luz interior puede convertirse en amanecer. El falso maestro te persuade para que le sigas, para que le imites, para que seas una fotocopia de él. El verdadero maestro no te permitirá ser una fotocopia, él quiere que seas el original. ¡Él te ama! ¿Qué razón podría tener para querer que le imitaras? Él siente compasión por ti, él quiere que seas completamente libre, libre de todas las dependencias externas.

Pero el ser humano común no quiere ser libre. Quiere ser dependiente. Quiere que otro le guíe. ¿Por qué?, porque entonces puede cargar la responsabilidad sobre los hombros de otro. Y cuanta más responsabilidad cargues en los hombros de otro, menos posibilidades tendrás de volverte inteligente. Es la responsabilidad, el reto de la responsabilidad, lo que genera la sabiduría.

Uno tiene que aceptar la vida con todos sus problemas. Uno tiene que pasar por la vida desprotegido; uno tiene que buscar su propio camino. La vida es una oportunidad, el reto de encontrarte a ti mismo. Pero el necio no quiere tomar el camino difícil, el necio prefiere el atajo. Se dice a sí mismo: "Buda ya lo ha logrado; ¿por qué voy a preocuparme yo? Simplemente observaré su comportamiento y lo imitaré...

Pero ¿cómo vas a volverte inteligente siguiendo a otro? No le darás a tu inteligencia ni una oportunidad para poder explotar. Para que surja la inteligencia se necesita una vida llena de retos, una vida aventurera, una vida que sepa arriesgar, que se atreva a entrar en lo desconocido. Y lo único que puede salvarte es la inteligencia, nadie más; es tu propia inteligencia la que cuida de ti. Tu propia conciencia puede convertirse en tu nirvana.

Sé una luz para ti mismo y serás sabio; deja que otros sean tus líderes, tus guías, y permanecerás estúpido, te perderás todos los tesoros de la vida, ¡y eran tuyos!

La vida es un peregrinaje inmensamente hermoso, pero sólo para aquellos que están dispuestos a buscar".

Osho, Encuentros con personas notables
http://osho-maestro.blogspot.com/