29 may. 2009

La risa debería ser profunda y total. Ésta es la medicina que prescribo para la seriedad

"La gente se ríe de los demás, pero nunca se ríe de sí misma. Deben aprender a hacerlo. Si puedes reírte de ti mismo, la seriedad desaparece...

No se puede imaginar una situación menos afortunada, no puede concebirse a un ser más pobre que aquél que es incapaz de reírse de sí mismo. Así que comienza la mañana riéndote de ti mismo y cuando encuentres un momento durante el día en el que no tengas nada que hacer, suelta una buena carcajada... sin ningún motivo, simplemente porque el mundo entero es absurdo, tan sólo porque la manera en que eres es absurda. No es necesario encontrar ninguna razón especial. Todo el asunto es tan absurdo que uno se ha de reír...

Una verdadera risa es como la risa de un niño. Observa su vientre sacudirse; todo su cuerpo vibra con él; quiere revolcarse por el suelo. Es cuestión de un compromiso total. Ríe tanto que empieza a llorar; ríe tan profundamente que la risa se convierte en lágrimas. Las lágrimas brotan de sus ojos. La risa debería ser profunda y total. Ésta es la medicina que prescribo para la seriedad".

Osho, Vida, amor y risa
http://osho-maestro.blogspot.com/