6 jul. 2017

Si puedes olvidarte del todo de la idea de futuro, podrás iluminarte inmediatamente.

"Hay más inquietud de la que haya habido nunca. La humanidad ha olvidado el lenguaje de la relajación, ha olvidado el lenguaje de la totalidad, ha olvidado el lenguaje de la intensidad. Todas esas cualidades son necesarias para que tu meditación provoque una revolución dentro de tu ser. No es una cuestión de moralidad, sino una cuestión de carácter; no es una cuestión de virtud, porque todas las religiones han estado interesadas en esas cosas desde hace miles de años, y no han conseguido cambiar al hombre. Es un enfoque completamente distinto: es la dimensión de la energía y de la concentración de la energía...

La energía atómica es externa y es destructiva; es objetiva y es destructiva. La energía interna, la célula  subjetiva de tu ser, tiene las mismas características y la misma potencia cuando explota, pero es una energía creativa.

Es una reacción en cadena; cuando explota una célula en tu interior, las demás empiezan a explotar en cadena. La vida se convierte en un festival de colores. Cada gesto es un baile; cada momento es una felicidad absoluta. El hecho de que subraye que no hay futuro no tiene nada que ver con la desesperación, sino contigo. Si puedes olvidarte del todo de la idea de futuro, podrás iluminarte inmediatamente".

OSHO, Una nueva arca de Noé