7 ene. 2014

¡Deberíamos tomarnos la vida con alegría! Sólo así lograremos que la tierra sea un paraíso.

          "La vida  siempre ha sido tomada en serio, y eso es lo que ha provocado que la humanidad sea infeliz. ¡Deberíamos tomarnos la vida con alegría! Sólo así lograremos que la tierra sea un paraíso.
          La vida en sí no es profana, sagrada; estos son los términos que usan las personas serias. O bien la censuran, o bien la divinizan. Van de un extremo al otro, pero la verdad siempre está en el medio; cuando estás exactamente en el medio, estás encima de la verdad. La vida no es profana ni divina. Simplemente es una grandísima oportunidad para celebrar. Cuando dices que es profana, empiezas a sentirte culpable. Tú mismo te condicionas y no puedes bailar  --el baile se convierte en algo profano y condenable--, ni puedes cantar ni celebrar.
          Había un maestro zen, Ta-Kuan, que estaba en su lecho de muerte. Pidió que le llevaran un papel y un pincel de caligrafía. La tradición dictaba desde tiempos lejanos que el maestro zen debía dar su última declaración por escrito antes de partir. Ta-Kuan escribió en un papel una palabra japonesa que significa "sueño". Se rió, cerró los ojos, y el pincel cayó de sus manos.
          Pero antes de escribir su última declaración les había advertido a sus discípulos: "Quiero que me enterréis en el barro que hay detrás del templo, porque formo parte de la tierra, y la tierra me reclama para que rejuvenezca y pueda volver a crearme. Estoy cansado y ella desea que descanse. Y no quiero que lloréis cuando me muera, sino que celebréis. No quiero que hagáis un monumento sobre mi tumba porque estoy regresando a mi casa. Para mí no es una tumba, sino una entrada al descanso eterno. Por eso deseo que os alegréis, cantéis, bailéis y celebréis, y sigáis con vuestras tareas diarias como si no hubiera ocurrido nada".
          Las personas como Ta-Kuan entienden que la vida, aunque sea un sueño, no debe ser condenada. Es un maravilloso sueño. Puedes cantarlo, bailarlo, hacerlo más bonito, decorarlo".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.