16 ene. 2014

Nunca te adelantes, permanece en el presente...¡Y olvídate del futuro!

No sé muy bien qué hacer desde ahora hasta que vuelva a Inglaterra en marzo. Creo que debería estar haciendo más cosas, trabajando más. No estoy trabajando muy en serio.

Respuesta de Osho:
          Nunca te adelantes, permanece en el presente. El hoy se basta a sí mismo, y marzo está muy lejos, a millones de kilómetros. No hace falta preocuparse. ¿Por qué desperdiciar estos momentos?.
          Ahora vive, y cuando llegue marzo, allí estarás, así que responderás a lo que la vida te pida en ese momento. Si planeas algo desde aquí, estarás creándote un problema en dos sentidos.
          Primero, estarás desperdiciando este momento que podías haber vivido: lo estarás desperdiciando al planear.  Segundo, sea cual sea tu plan, nunca saldrá igual, nunca, porque hay millones de causas que van conformando el futuro, así que nunca encajará con tu plan y te sentirás frustrado por eso.
          El hombre piensa que él propone y Dios dispone. Dios no está ahí para disponer los planes de nadie. La disposición está en la misma proposición. En el mismo hecho de planear, tú estás creando la estructura. El futuro está abierto y no se puede ajustar a la estructura de nadie.
          Desperdicias este momento, y después desperdiciarás los momentos futuros porque te sentirás frustrado.  Y a consecuencia de esta frustración, tu plan será aún más difícil, pensarás que lo perdiste porque no lo planeaste bien.  Sigues sin entenderlo.
          Por muy preciso que sea el plan, no puede ser prefecto porque tú no estás aquí solo, ¿de acuerdo?  Puede que salgas a la calle y que un conductor borracho te atropelle, y eso no entraba dentro de tus planes.  O que te vayas a Goa y pilles el virus de la hepatitis.  No entraba dentro de tus planes, pero los virus estaban planeando su vida, y el conductor borracho estaba yendo por su camino.
          Vive este momento totalmente,  y el siguiente será consecuencia de este. Vive la vida sin hacer planes, porque sólo entonces será vida.
          Y no creo que no estés trabajando mucho, estás haciendo todo lo que puedes. Eso también es avaricia, pensar que uno debería hacer más. Esa avaricia nunca se puede satisfacer, porque hagas lo que hagas, siempre puedes pensar que se puede hacer más. La avaricia nunca se satisface.
          Así que elimínala, y estás haciendo todo lo que puedes. En vez de esperar más, disfrútalo.  En vez de pretender que haya un incremento cuantitativo, profundiza cualitativamente. ¡Y olvídate del futuro!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/