2 ene. 2014

Sólo hay una alegría en el mundo, y es la alegría de crear algo.

     "Nadie puede ser dichoso si no contribuye a la vida. Hay muchas personas que están buscando la dicha pero no la encuentran por la sencilla razón de que no son creativas. No están creando nada.
     Sólo hay una alegría en el mundo, y es la alegría de crear algo; sea lo que sea: un poema, una canción, una pequeña melodía..., sea lo que sea. Pero a menos que crees algo no te sentirás satisfecho. Sólo cuando creas algo participas del ser de Dios. Dios es el creador del todo, y cuando creas una pequeña cosa, en una manera pequeña te vuelves parte de Dios. Esa es la única manera de superar el vacío que hay entre tú y Dios. Ninguna otra plegaria te ayudará, ningún ritual tendrá importancia alguna. No son más que estrategias engañosas inventadas por sacerdotes arteros y astutos.
     La verdadera oración consiste en ser creativo. Pero ¿cómo puedes crear si no sabes cuál es tu potencial, si no sabes en qué dirección te tienes que dirigir para poder ser creativo y alcanzar la plenitud?
     El trabajo de la meditación no es más que hacerte consciente de tu propio potencial. Simplemente derrama luz en tu interior, enfoca la luz en tu profundo ser para que puedas leer el mensaje".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/