18 ene. 2014

El Nuevo Hombre tendrá el espíritu de la aventura.

"Se necesitan agallas
para vivir con la impermanencia de la vida,
porque cada vez que algo cambia
tienes que volver a cambiarte a ti mismo.
Uno quiere permanecer fijo:
parece más seguro,
libre de riesgos.
Así es como ha vivido el Viejo Hombre:
el Viejo Hombre no era aventurero,
lo que más le interesaba era la seguridad.
El Nuevo Hombre tendrá el espíritu de la aventura.

No le interesará la seguridad,
le interesará el éxtasis".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com/

Vivir una vida peligrosa, vivir una vida insegura, vivir sin saber qué es lo siguiente que va a ocurrir.

"Ese es el sentido fundamental de los sannyas
vivir una vida peligrosa,
vivir una vida insegura,
vivir sin saber qué es lo siguiente que va a ocurrir.
Significa permanecer siempre dispuesto 
y capaz de sorprenderse.
Si eres capaz de sorprenderte,
significa que estás vivo".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes

16 ene. 2014

Nunca te adelantes, permanece en el presente...¡Y olvídate del futuro!

No sé muy bien qué hacer desde ahora hasta que vuelva a Inglaterra en marzo. Creo que debería estar haciendo más cosas, trabajando más. No estoy trabajando muy en serio.

Respuesta de Osho:
          Nunca te adelantes, permanece en el presente. El hoy se basta a sí mismo, y marzo está muy lejos, a millones de kilómetros. No hace falta preocuparse. ¿Por qué desperdiciar estos momentos?.
          Ahora vive, y cuando llegue marzo, allí estarás, así que responderás a lo que la vida te pida en ese momento. Si planeas algo desde aquí, estarás creándote un problema en dos sentidos.
          Primero, estarás desperdiciando este momento que podías haber vivido: lo estarás desperdiciando al planear.  Segundo, sea cual sea tu plan, nunca saldrá igual, nunca, porque hay millones de causas que van conformando el futuro, así que nunca encajará con tu plan y te sentirás frustrado por eso.
          El hombre piensa que él propone y Dios dispone. Dios no está ahí para disponer los planes de nadie. La disposición está en la misma proposición. En el mismo hecho de planear, tú estás creando la estructura. El futuro está abierto y no se puede ajustar a la estructura de nadie.
          Desperdicias este momento, y después desperdiciarás los momentos futuros porque te sentirás frustrado.  Y a consecuencia de esta frustración, tu plan será aún más difícil, pensarás que lo perdiste porque no lo planeaste bien.  Sigues sin entenderlo.
          Por muy preciso que sea el plan, no puede ser prefecto porque tú no estás aquí solo, ¿de acuerdo?  Puede que salgas a la calle y que un conductor borracho te atropelle, y eso no entraba dentro de tus planes.  O que te vayas a Goa y pilles el virus de la hepatitis.  No entraba dentro de tus planes, pero los virus estaban planeando su vida, y el conductor borracho estaba yendo por su camino.
          Vive este momento totalmente,  y el siguiente será consecuencia de este. Vive la vida sin hacer planes, porque sólo entonces será vida.
          Y no creo que no estés trabajando mucho, estás haciendo todo lo que puedes. Eso también es avaricia, pensar que uno debería hacer más. Esa avaricia nunca se puede satisfacer, porque hagas lo que hagas, siempre puedes pensar que se puede hacer más. La avaricia nunca se satisface.
          Así que elimínala, y estás haciendo todo lo que puedes. En vez de esperar más, disfrútalo.  En vez de pretender que haya un incremento cuantitativo, profundiza cualitativamente. ¡Y olvídate del futuro!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

15 ene. 2014

Al igual que uno se lava los dientes y se baña, la meditación se debería convertir en parte de tu vida diaria.

Una visitante que se va a ir le pregunta a Osho si le puede decir algo para ayudarle en la meditación.

Respuesta de Osho:
          "Conviértelo en un hábito regular. Al igual que uno se lava los dientes y se baña, la meditación se debería convertir en parte de tu vida diaria, no en algo especial y religioso, sino en algo normal. Una vez que consideras una cosa como religiosa te empiezas a sentir cargado.
          Si alguna vez no haces la meditación, no te preocupes, pero si puedes empezar a meditar, después de tres meses empezarás a cosechar muchas experiencias. Es necesario al menos que transcurran tres meses para que algo se asiente en tu ser, para que tú empieces a brotar de ahí. Es como una semilla, necesita un tiempo para desaparecer en la tierra, y después brota. Así que durante unas cuantas semanas la meditación no produce ningún resultado, simplemente profundiza, ¿de acuerdo? Uno no debería buscar resultados, sino simplemente disfrutarla.
          Después de tres meses, de repente eres consciente de que está surgiendo algo en ti que desconocías. Empieza a florecer una nueva faceta de tu ser, algo, casi lo puedes tocar.
          Y no sólo tú serás consciente, sino que, sin que tú les digas nada, los demás también notarán que has cambiado, que algo te ha ocurrido".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Gracias a las tormentas, uno crece.

He dejado de juzgar.

Respuesta de Osho:
          "Sí, deja de juzgar y de crear falsas seguridades a tu alrededor, porque todas ellas forman parte de tu prisión. ¡Vive una vida abierta!
          Por supuesto, sé que tienes miedo a la vida abierta. Vives como si estuvieras a la intemperie. Nadie sabe cuándo lloverá, además no tienes paraguas, no tienes nada que te proteja. Uno vive a merced del azar de las fuerzas de la naturaleza. Pero en eso consiste la vida y, gracias a las tormentas, uno crece.
          Poco a poco dejas de desear una vida cómoda, porque entiendes que incluso en medio de la más furibunda tormenta hay algo en tu interior que permanece intacto, el centro del ciclón. Una vez que te des cuenta de que la tormenta te rodea y de que justo en el medio de ella está el centro, totalmente pacífico, lo habrás entendido.
          Entonces no habrá ningún problema, no habrá miedo, no habrá muerte, porque tu vida se habrá vuelto tan viva que la muerte se disolverá en ella. Ahora incluso la muerte será bella, así que no tengas miedo. Sólo tienes que dar unos cuantos pasos y el miedo desaparecerá por sí solo. Bien".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

14 ene. 2014

Los niños deben ser fruto de un gran amor

Una chica inglesa está sentada en frente de Osho. Le ha enviado una carta sobre su relación con un sannyasin inglés que también está presente...

¿Y los niños?

Respuesta de Osho:
          "Primero concéntrate todo lo que puedas en el amor. Hasta entonces evita tener niños, porque los niños deben ser fruto de un gran amor, de lo contrario, no. Puedes dar a luz a niños ordinarios, que no sean más que el resultado de un encuentro fisiológico y biológico entre hombre y mujer, pero que sean anónimos.
          Cuando el amor entre dos personas se va perfeccionando cada vez más y llega un momento en el que sus personalidades ya no están separadas y se disuelven las fronteras, conciben a sus hijos. Entonces los hijos surgen de un plano superior, tienen una personalidad amorosa, no son sólo un subproducto del sexo.  Poseen una profunda armonía, y si te vuelves consciente puedes distinguir si un niño es una consecuencia de un encuentro sexual o una consecuencia del amor.  El niño se encuentra rodeado por un aura diferente, por una vibración diferente, porque poseerá la cualidad original de la unidad.
          Cuando un niño nace fruto del amor, le das algo al mundo. Cuando un niño nace sólo como consecuencia de un encuentro sexual, lo único que haces es superpoblar el mundo, no ofreces nada.  Recuerda también esto, que cuando das a luz a un niño como fruto de un profundo amor, como fruto de la rendición y la meditación, algo nace en ti simultáneamente. Tú te conviertes en una madre.
          Cada mujer que da a luz a un niño no es necesariamente una madre, no es suficiente con dar a luz. Para convertirse en una madre tiene que haber florecido tu propio corazón. Hay muchas mujeres que han dado a luz a niños, pero hay muy pocas madres. Ser madre es una armonía poco común y una experiencia única. Eso es lo que yo he observado: si una mujer es capaz de ser realmente maternal  --puede que dé a luz a un niño o no, eso no es lo importante--, si puede ser maternal, esa será su iluminación, y no le hace falta otra. Esa será su budeidad.
          Así que ama en primer lugar y no te preocupes por los niños, porque si lo haces, tarde o temprano empezarás a pensar en el matrimonio.  Primero amaos el uno al otro, y dad a la otra persona total libertad. No seáis poseídos y no poseáis. Permitid que la otra persona tenga suficiente espacio para florecer...
          Medita, ama, y un día, cuando sientas que estás fluyendo, que ya no lo puedes contener más, y que te gustaría que un alma cargara con tu peso, con tu plenitud, da a luz a un niño, no antes.  Hay que esperar a haber crecido totalmente.  El mundo sería maravilloso si la gente esperara el momento adecuado..."

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

El hombre es un creador de problemas.

Creo que tengo que cambiar mis problemas sexuales por una nueva serie de problemas, o dejarlos a un lado.

Respuesta de Osho:
          "Bueno..., relájate. No los conviertas en problemas, simplemente relájate. Se resolverán por sí solos.
          Cuando te preocupas demasiado por un problema, sigues metiendo el dedo en la herida y eso impide que se cure. En realidad, los problemas no existen. El hombre es un creador de problemas, puede vivir sin problemas, pero el ego no puede, así que no hace más que crear alguno que otro.
          Déjalos, disfruta y desaparecerán. El hecho de disfrutar resuelve los problemas. El disfrutar de la vida, de las pequeñas cosas, de comer, andar, hablar, bañarse, quedar con los amigos, enamorarse, o simplemente sentarse mirando al cielo; son pequeñas cosas, pero si eres capaz de disfrutarlas, no tendrás energía disponible para preocuparse por los problemas. ¿Me entiendes?  Toda la energía se concentra en esos placeres y no queda ningún problema.
          El problema surge porque no estás utilizando tu energía de un modo creativo. El hombre necesita liberar y compartir continuamente, así pues, disfruta. Vive en el presente y disfruta".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

13 ene. 2014

Una vez que sabes lo que es la libertad, no hay prisión que te pueda seducir, por muy decorada que esté.

Es difícil para mí estar completamente abierto. Bueno, aquí es fácil, pero en la vida profesional es muy difícil.

Respuesta de Osho:
          No lo será. Una vez que sepas que es fácil, dará igual aquí o allí. Una vez que vivas y que lo hayas probado, será siempre fácil donde estés porque compensa muchísimo.
          Ahora mismo no sabes lo que es, por eso tienes miedo. Una vez que sepas que ser natural es una experiencia maravillosa y dichosa, estarás dispuesto a perder lo que sea a cualquier coste. Estarás dispuesto a perder tu prestigio, tu poder o tu dinero porque no vale la pena.
          Es como si hubieras estado cargando con piedras y yo te mostrara un tesoro de diamantes. ¿Me dirías que te resulta muy difícil abandonar las piedras?  ¡Las abandonarías inmediatamente!  Tenías la ilusión de que eran diamantes y, como no conocías los auténticos diamantes, no había nada con lo que los pudieras comparar. Una vez que conoces los diamantes, ¿qué interés pueden tener las piedras?
          En la India existe una historia muy antigua sobre un primer ministro que se empezó a interesar por la meditación. Abandonó su cargo y se retiró al bosque. El rey sentía mucha curiosidad por saber qué le había ocurrido a ese hombre para dejar un puesto tan importante, así que fue a visitarlo.
          El primer ministro estaba sentado bajo un árbol con las piernas estiradas. Cuando llegó el rey, él no se levantó, sino que siguió sentado. El rey le dijo que creía que se había hecho religioso, pero que lo que se había vuelto era incivilizado e incluso maleducado.
          El primer ministro se rió y le dijo: "¿Qué más da? Te respetaba, no por ti, sino por una cuestión de ego. Ahora he abandonado el ego, me da igual lo que me llames: educado, maleducado, civilizado, incivilizado. He abandonado el juego". Dicen que el rey se quedó muy impresionado.
          Seguramente esa persona encontró algo que era más valioso, porque esa es la única manera de abandonar otra cosa. Cuando descubres algo de mayor valor, abandonas lo de valor inferior; cuando descubres una forma más dichosa de vivir, abandonas la forma infeliz. Si no la abandonas, quiere decir que todavía no la has encontrado, eso es todo.
          Así que olvídate de tu profesión, de tu mundo. Estate aquí conmigo de forma tan total que puedas probar algo de lo natural, de lo espontáneo. Después, cuando regreses, nada podrá destruirlo. Podrás eliminar todo lo demás, pero no podrás eliminar eso.
          Una vez que sabes lo que es la libertad, no hay prisión que te pueda seducir, por muy decorada que esté. Así que sé natural aquí. ¡Bien!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

El yoga es perfecto, realmente es esencial y necesario, pero no es suficiente. Te proporciona la rampa de lanzamiento pero tienes que saltar más alto.

Una chica dice que ha estado practicando yoga en Occidente.

Respuesta de Osho:
          Bien, muy bien. Así que ya estás preparada, ahora medita. El yoga en sí no es suficiente, es una buena preparación, pero una preparación para algo más.
          Te prepara el cuerpo y la mente, pero si no haces más que prepararte y nunca haces aquello para lo que el yoga te está preparando, se puede convertir en una obsesión. Esto es lo que les ha ocurrido a muchas personas en la India, no hacen más que prepararse para ir de viaje, pero nunca se van. No hacen más que posponer el viaje y continúan la preparación. El yoga es perfecto, realmente es esencial y necesario, pero no es suficiente. Te proporciona la rampa de lanzamiento pero tienes que saltar más alto.
          ¿Cuánto tiempo puedes estar aquí en la India? Quédate aquí. Si realmente estás interesada en el crecimiento interior, quédate aquí unos meses. Veo que en ti hay muchas posibilidades, estás preparada para cambiar pero pareces un poco atemorizada, ¿verdad? ¿A qué tienes miedo? Cierra los ojos para que puedas sentir la energía.

Ella cierra los ojos y tiembla sollozando en silencio mientras Osho ilumina su cara con su linterna.

          Bien, tienes una energía que es muy buena, pero hay algo que tienes que hacer. ¿Tienes alguna pregunta que hacer?

No entiendo los sannyas, pero creo que quiero recibirlos.

          Los entenderás al recibirlos. Hay dos tipos de personas: una intentan entender los sannyas y después los reciben. Otras los reciben primero y después los entienden; éstas son las mejores. De modo que, ¿te los doy y luego los entiendes? (Ella asiente con la cabeza).
          Bien. Este será tu nuevo nombre. Marga significa camino, y prem significa amor. El amor es el camino.
          Ama cada vez más, ese es tu auténtico yoga. Si amas cada vez más, el yoga no será sólo del cuerpo, irá trascendiendo el cuerpo. De lo contrario, el yoga puede convertirse a veces en una mera técnica. Conviértelo en amor.
          Ahora empieza a meditar y pronto surgirá tu pregunta. El día en que surja, ven inmediatamente, ¿de acuerdo?".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/
         

12 ene. 2014

Entristécete conscientemente

Estoy muy triste, pero no sé por qué. Puede que tenga que ver con el hecho de que mi padre se fuera de casa cuando yo tenía seis años. Para mí fue un golpe muy duro, no sabía que se iba a ir.

Respuesta de Osho:
          "La única manera de liberarse de las heridas pasadas consiste en ser consciente de ellas. Si eres consciente de ellas, se disuelven; de lo contrario, siempre están ahí, ocultas, y siguen influyendo en tu vida, aunque tú no te des cuenta.
          Por ejemplo, si querías a tu padre, te quedará una profunda herida. Es natural y tiene que ser así, porque el niño, y especialmente las niñas, echan mucho de menos a sus padres. Los padres cuando se separan, no sufren tanto; de hecho, puede que para ellos sea mejor así. Hay momentos de conflicto, de violencia, de modo que dos personas pueden pensar que no vale la pena estar juntas si se están haciendo daño sin necesidad. Así que puede que ellas se sientan mejor, pero nadie piensa en los niños.
          El niño es tanto la madre como el padre, una mitad es de la madre y la otra del padre. El niño es una síntesis de las polaridades masculina y femenina. Si los padres se separan cuando el niño todavía no ha crecido, éste siente una especie de fisura. No es sólo un divorcio del padre y de la madre, es un divorcio dentro del niño entre su parte masculina y su parte femenina, y eso se convierte en una herida.
          Si el niño ya es mayor --y por mayor quiero decir que la chica es tan mayor que se ha enamorado de un hombre--, no hay problema. En ese hombre habrá encontrado una nueva síntesis del hombre y la mujer. Así que si el padre y la madre se separan, no se producirá una herida tan profunda. Pero una niña pequeña se encuentra indefensa, y la herida es muy grande. Sigue ocultándola hasta que poco a poco se olvida de que existe, hay que olvidar. Para vivir tienes que olvidar muchas heridas, pero siguen allí dentro, siguen funcionando desde las bambalinas, martilleando a tu cabeza...
          Hay que experimentar estas heridas profundas, por eso estás tan triste. No intentes reprimirlas. Entristécete todo lo que puedas. Entristécete conscientemente. Asómate a los bastidores de tus pensamientos y te darás cuenta, y se podrá hacer algo. Cuando eres consciente de algo, puedes enfrentarte a ello porque ya no es realmente un problema. El pasado, pasado está, y no se puede rehacer, pero puedes curar tu herida.
          Tu padre y tu madre no se pueden reunir, pero puedes reunir la parte masculina y femenina que hay en tu interior y puedes tender un puente sobre esa división...
          Gurdjieff tenía escrito en su casa  --para que lo leyeran todos sus discípulos-- que antes de entrar ahí debías ser capaz de perdonar a tu padre y a tu madre. Parece una tontería. ¿Qué sentido puede tener?  Pero lo tiene, porque cuando acudes a un maestro, acudes a un hombre que es a la vez un padre y una madre. Si todavía no has perdonado a tu padre y a tu madre, ¿cómo vas a perdonarme a mí? ¡Imposible!
          Y el maestro es aún más importante porque es tanto el padre como la madre. Es una unión, una síntesis de lo masculino y lo femenino, del yin y del yang. Sólo cuando uno es capaz de ser un discípulo puede volver a tener una relación amorosa.
          Pero tu nudo se puede deshacer, tus complejidades pueden desaparecer, desaparecerán por sí solas, no intentes huir de ellas".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 ene. 2014

Meditaciones que se ocupan de la energía del ojo y meditaciones que se ocupan de la energía del oído.

          "El oído es la parte femenina de tu cuerpo, igual que el ojo es la parte masculina de tu cuerpo. Igual que el ojo es extrovertido, el oído es introvertido. Por eso hay dos tipos de meditaciones en el mundo: meditaciones que se ocupan de la energía del ojo y meditaciones que se ocupan de la energía del oído.
          Las meditaciones que se ocupan de la energía del oído son meditaciones femeninas, pasivas: sólo tienes que escuchar, sin hacer nada. Escuchas a los pájaros, el viento que pasa por los pinos o alguna música, o el ruido del tráfico; simplemente escuchas, sin hacer nada,  y llega un gran silencio, una gran paz empieza a descender, a irradiar sobre ti. Desde el oído es más fácil que desde el ojo. Es más fácil con el oído porque el oído es pasivo, no-agresivo: no puede hacer que suceda nada, sólo puede dejar que suceda.  El oído es una puerta: permite".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com
    

"Quema tus naves". Si no vas a volver, ¿para qué conservar las naves? Tira la escalera, hunde el barco, porque no vas a volver a la vieja orilla.

          "Eso es lo que quiero decir cuando repito una y otra vez a mis sannyasins: "Quema tus naves". Si no vas a volver, ¿para qué conservar las naves?  Tira la escalera, hunde el barco, porque no vas a volver a la vieja orilla. Si mantienes a salvo la nave, al abrigo de un puerto, eso significa que todavía estás vacilando, todavía te lo estás pensando: "Quizás un día tenga que volver".
          Hace unos pocos meses, Anup fue a Estados Unidos, y le dije cuando se iba: "Ahora quema tus naves completamente". Y él dijo: "Sí, Osho".
          Y ahora viene y le pregunto: "¿Qué ha pasado? ¿Qué ha sido de tus naves?"  Y me dice: "No pude hacerlo".
          ¿Qué significa eso? Que estará aquí sin entusiasmo. Ha dejado la puerta abierta para volver, ha mantenido allí toda su seguridad a salvo. Y el problema es que si no está aquí totalmente, no crecerá. Y éste es el círculo vicioso: si no crece, después de unos meses pensará: "Qué bien que no haya quemado mis naves, ahora estaría en dificultades. No me está sucediendo nada aquí. Qué bien que lo haya mantenido todo allí y pueda volar de vuelta a casa en cualquier momento".  Y pensará que ha sido listo, que ha hecho lo que era más inteligente hacer.
          Pero, en primer lugar, como ha mantenido sus naves a salvo y las puertas abiertas para escapar de vuelta, sólo estará aquí de manera muy tibia, de manera indecisa, de manera incierta: vacilando. Y con vacilación no estarás conmigo. Sólo puedes estar conmigo si has tomado una decisión con el corazón calmado. ¡Y entonces es posible el crecimiento!...
          De manera que entiéndelo: si estás aquí totalmente conmigo, es posible el crecimiento y no habrá necesidad de volver y no será necesario tener naves. Pero si no estás aquí totalmente conmigo, entonces serán necesarias las naves. Y te sentirás muy inteligente: que hiciste bien en no hacerme caso. "Mira ahora: no está sucediendo nada aquí, y tengo que volver. ¿Dónde habría acabado si hubiera quemado mis naves?". Así es como funciona la mente lógica: crea sus propias situaciones suicidas".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

10 ene. 2014

Todo lo que no hace la masa es sospechoso.

"En el sufismo 
dicen que reces y medites cuando nadie te vea,
ni siquiera tu mujer o tu marido.
Por la noche,
a medianoche,
cuando todo el mundo se haya ido a dormir,
siéntate en silencio en tu cama y medita
para que nadie se dé cuenta de tu vida interior.
Una vez que se den cuenta,
lo primero que harán será censurarla.
Es natural,
todo lo que no hace la masa es sospechoso".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

9 ene. 2014

Cada ser humano es un florecimiento distinto y tú no te puedes comparar con ninguna otra persona.

"Y no tiene nada de malo ser uno mismo. 
El problema surge porque no haces más que comparar. 
¿Para qué sirve comparar? 
Cada individuo es tan único que no tiene sentido comparar. 
La comparación sólo es posible si todo el mundo es como todo el mundo. 
No comparas una rosa con un loto, 
no tiene sentido, 
una rosa es una rosa y un loto es un loto. 
Cada ser humano es un florecimiento distinto 
y tú no te puedes comparar con ninguna otra persona. 
Así que deja de comparar y disfruta mientras estés aquí. 
¿Para qué perder el tiempo?".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

¿Qué vas a hacer con los pensamientos?

          "Sucede esto: cuando la gente se sienta en silencio a meditar llegan más pensamientos, que los que llegan normalmente..., explosiones inusuales. Irrumpen millones de pensamientos, porque disponen de ti... ¿y tú estás tratando de librarte de su poder? Te harán pasar un mal rato.
          De modo que los pensamientos están abocados a llegar. ¿Qué vas a hacer con los pensamientos? No puedes seguir sentado ahí visiblemente, tendrás que hacer algo. Luchar no ayudará,... Si empiezas a perseguir los pensamientos estás perdido, si los sigues estás perdido, si luchas contra ellos estás perdido. Entonces, ¿qué hay que hacer?
          Y éste es el secreto... Simplemente recuerda: ha llegado este pensamiento, ve dónde está; sin antagonismo, sin justificación, sin condena. Simplemente sé objetivo como es objetivo un científico. Observa dónde está, de dónde viene, adónde va. Observa cómo llega, observa cómo está ahí, observa cómo se va. Y los pensamientos son muy móviles; no permanecen mucho tiempo. Simplemente tienes que observar el surgimiento del pensamiento, la presencia del pensamiento y la ida del pensamiento. No intentes luchar contra él, no intentes seguirlo, simplemente sé un observador silencioso y te sorprenderás: cuanto más se asienta la observación, menos y menos pensamientos llegan. Cuando la observación es perfecta, los pensamientos desaparecen; sólo queda un hueco, sólo queda un intervalo...
          Los budistas dicen cuando surge un pensamiento: "pensamiento, pensamiento", para que te pongas alerta. Igual que cuando un ladrón entra en la casa dices: "¡ladrón!, ¡ladrón!" y todos se ponen alerta, simplemente di:  "pensamiento, pensamiento", y te pondrás alerta, vigilante. Ha entrado un ladrón: ahora observa lo que está haciendo el ladrón.
          En el momento en que tomes consciencia, el pensamiento desaparecerá; te mirará y estará un poco sorprendido, porque nunca has hecho esto antes. Se sentirá poco bienvenido: "¿Qué le ha pasado a este hombre? Siempre ha sido un buen anfitrión, y ahora dice: "¡ladrón!, ¡ladrón!", "pensamiento, pensamiento". ¿Qué le ha sucedido a este hombre?".  El pensamiento estará desconcertado, no será capaz de comprender lo que está sucediendo...
          La conciencia misma detendrá el movimiento del pensamiento durante un tiempo. Se quedará trabado ahí. Y sigue observando. No condenes, no te deshagas de él, no luches, porque tanto la condena como la justificación harán que te identifiques con el pensamiento.  Simplemente sigue ahí, alerta, observando el pensamiento. Entonces empieza a desaparecer. Igual que llegó, desaparece...
          De modo que hay que recordar estas dos cosas; son las dos alas. Una, cuando hay un intervalo y no llega ningún pensamiento: contempla. Cuando llega un pensamiento, observa estas tres cosas: dónde está el pensamiento, de dónde ha venido, adónde va. Por un momento deja de mirar el lapso, mira el pensamiento, observa el pensamiento, dile adiós; cuando se vaya, vuelve inmediatamente a la contemplación.
          De nuevo, sólo como ejemplo:  si estás observando los huecos entre los coches que pasan en la carretera, ¿qué harás cuando llega un coche?  Tendrás que mirar también el coche, pero no estás pendiente del coche. No estás pendiente de la marca, los atributos, el año, el color, el conductor, el pasajero. No estás pendiente de todo ese análisis; simplemente te percatas del coche: el coche ha llegado, el coche está delante de ti, el coche se ha ido, y de nuevo vuelves a interesarte en el hueco. Todo tu interés está en el hueco. Pero llega un coche, así es que por un momento le prestas atención. Luego se ha ido y vuelves a caer en el descanso, en la contemplación, en el intervalo".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

Te has convertido en un fenómeno programado...No estás viviendo una vida consciente.

          "¿Has observado alguna vez lo que vas haciendo? Entonces, mañana por la mañana haz una cosa: en cuanto te despiertes por la mañana, simplemente observa lo que haces: cómo te levantas de la cama, cómo te mueves, qué pensamientos tienes en la mente... Simplemente observa. Y durante una semana, observa: te sorprenderá... Haces exactamente lo mismo cada mañana, los mismos gestos, la misma cara, y casi el mismo tipo de pensamientos. Te has convertido en un fenómeno programado, y has estado haciendo esto toda tu vida...
          Cuando te enfades, observa: es siempre el mismo proceso. Pasas por los mismos espacios. Cuando te sientas feliz, observa; cuando te enamores, observa; es casi el mismo proceso. Y sigues haciendo las mismas estupideces una y otra vez, y sigues diciendo las mismas estupideces una y otra vez. No estás viviendo una vida consciente. El noventa y nueva por ciento de ti está programado: programado por los demás, programado por la sociedad o programado por ti mismo, pero está programado".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

7 ene. 2014

Yo no quiero crear misioneros

"Yo no quiero crear misioneros,
sólo quiero gente real,
auténtica.
No llevan a cabo ninguna misión,
ellos son la misión,
ellos mismos son los mensajes
y, dondequiera que van,
su propia presencia crea el clima".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Toda acción es actuación, y más allá de la actuación está el observador que es tu ser. Ahí está el secreto.

¿Me vendría bien apuntarme al grupo de teatro?

Respuesta de Osho:
          "Actuar puede ser algo muy útil si permaneces al mismo tiempo consciente y concentrado. En eso consiste el actuar, en seguir siendo tú mismo y ser a la vez otra persona. Si haces de Judas, sigues siendo tú mismo, nunca te conviertes en Judas, pero lo pretendes y mientes. Y mientes tan bien y de forma tan sincera, que parece que fuera verdad.
          En eso se distingue al buen actor, en que miente tan bien que parece que es verdad, pero en lo más profundo es consciente de que no es más que un observador, totalmente separado.
          Si esta comprensión profundiza, permite que continúe también en tu vida ordinaria, porque allí también se está desarrollando continuamente una obra de teatro. En un lugar eres un marido, en otro un hijo o un padre, un amigo o un enemigo, un mendigo o un rey, un rico o un pobre, no son más que distintos papeles. La obra es extensísima, el escenario es enorme y los actores innumerables, pero sigue siendo una obra de teatro.
          Si puedes seguir observando, lograrás tener un ser observador, lo que denominamos en la India sakshi, el que sólo observa, nunca actúa.
          Toda acción es actuación, y más allá de la actuación está el observador que es tu ser. Ahí está el secreto. Si aprendes eso, no hay nada malo en que hagas teatro. ¡Hazlo! Bien".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

¡Deberíamos tomarnos la vida con alegría! Sólo así lograremos que la tierra sea un paraíso.

          "La vida  siempre ha sido tomada en serio, y eso es lo que ha provocado que la humanidad sea infeliz. ¡Deberíamos tomarnos la vida con alegría! Sólo así lograremos que la tierra sea un paraíso.
          La vida en sí no es profana, sagrada; estos son los términos que usan las personas serias. O bien la censuran, o bien la divinizan. Van de un extremo al otro, pero la verdad siempre está en el medio; cuando estás exactamente en el medio, estás encima de la verdad. La vida no es profana ni divina. Simplemente es una grandísima oportunidad para celebrar. Cuando dices que es profana, empiezas a sentirte culpable. Tú mismo te condicionas y no puedes bailar  --el baile se convierte en algo profano y condenable--, ni puedes cantar ni celebrar.
          Había un maestro zen, Ta-Kuan, que estaba en su lecho de muerte. Pidió que le llevaran un papel y un pincel de caligrafía. La tradición dictaba desde tiempos lejanos que el maestro zen debía dar su última declaración por escrito antes de partir. Ta-Kuan escribió en un papel una palabra japonesa que significa "sueño". Se rió, cerró los ojos, y el pincel cayó de sus manos.
          Pero antes de escribir su última declaración les había advertido a sus discípulos: "Quiero que me enterréis en el barro que hay detrás del templo, porque formo parte de la tierra, y la tierra me reclama para que rejuvenezca y pueda volver a crearme. Estoy cansado y ella desea que descanse. Y no quiero que lloréis cuando me muera, sino que celebréis. No quiero que hagáis un monumento sobre mi tumba porque estoy regresando a mi casa. Para mí no es una tumba, sino una entrada al descanso eterno. Por eso deseo que os alegréis, cantéis, bailéis y celebréis, y sigáis con vuestras tareas diarias como si no hubiera ocurrido nada".
          Las personas como Ta-Kuan entienden que la vida, aunque sea un sueño, no debe ser condenada. Es un maravilloso sueño. Puedes cantarlo, bailarlo, hacerlo más bonito, decorarlo".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

Tómatelo todo como una diversión. Se trata de divertirse, ¿de acuerdo?

Me dijiste que practicara las meditaciones y que te dijera cuál era la que más me fascinaba. A mí me parecen todas iguales, son como juegos, me gustan. Pero la única cosa que creo que me fascina eres tú.

Respuesta de Osho:
     "Correcto, eso también es correcto. Bien. Hay muy pocas personas que encuentran que todas las meditaciones están bien. Pero si realmente las entiendes, todas las meditaciones son lo mismo. Son diferentes puertas al mismo templo, ¿de acuerdo?
     Y la segunda observación también es verdad, está muy bien. Así que juega y diviértete. No te las tomes en serio, tómatelas como una diversión, cuanto menos serias, mejor. Cuando sólo estás jugando, te ocurren muchas cosas.
     Una vez oí una historia sobre un músico que estaba muy triste, sentado al piano y tocando para pasar el rato. De repente, tocó el acorde que llevaba esperando toda su vida. Era realmente bello, lo transportaba a otra esfera.
     Posteriormente, volvió a intentar conseguir ese acorde en muchas ocasiones, pero no volvió a surgir, era incapaz de crear esa misma armonía. Lo intentó durante meses hasta casi volverse loco, pero no lo consiguió. De modo que dejó de esforzarse, y un día, después de unos cuantos meses, estaba otra vez sentado al piano tocando sin mucho interés, ¡y lo volvió a conseguir!
     Entonces descubrió el secreto: que lo que está más allá sólo viene a ti cuando no estás intentando atraparlo, cuando no estás intentando manipularlo, porque es tan vasto que no es algo que se pueda controlar, sólo llega como una sorpresa.
     De modo que toca y tómatelo todo como una diversión. Se trata de divertirse, ¿de acuerdo? De ese modo ocurren muchas cosas. Ha sido una buena experiencia. ¡Estoy contento!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 ene. 2014

El mandamiento más básico y fundamental es amarse a uno mismo

¡Yo sí tengo algo que decir! Lloré mucho. Al principio rechacé que el pasado todavía formara parte de mí, después me dí cuenta de que seguía formando parte y empecé a sentirme mejor. Me ha dado un montón de energía, tanta que no sé qué hacer con ella.

Respuesta de Osho:
     "Se desperdicia mucha energía luchando con uno mismo, al rechazarse y condenarse a uno mismo. Se desperdicia mucha energía. Si comienzas a aceptarte a ti mismo, te convertirás en una reserva de energía, porque cuando cesa el conflicto no hay guerra civil, eres un todo. Se ahorra mucha energía, y esa energía desbordante es la creatividad. El hombre que está en conflicto consigo mismo nunca puede ser creativo. Es destructivo, se destruye a sí mismo y, al hacerlo, también destruye a los demás. Todas sus relaciones estarán envenenadas.
     El mandamiento más básico y fundamental es amarse a uno mismo. Yo no digo sólo aceptarse, porque esa palabra no es suficiente, puede que aceptes pero que no ames. Puede que aceptes, ya que, ¡qué le vas a hacer!, no puedes hacer nada, pero eso no es aceptación. A menos que te aceptes a ti mismo como una bendición, a menos que te aceptes y te recibas a ti mismo, a menos que te aceptes a ti mismo con profunda gratitud, a menos que te ames a ti mismo, nunca rebosarás energía. Si lo haces, la energía podrá fluir a través del canto, la danza, la pintura, hay mil formas de creatividad, o podrá limitarse a fluir en un profundo silencio. Y todo aquel que entre en contacto con ese profundo silencio quedará transformado y oirá por primera vez una música celestial. De modo que no sólo acéptate, sino que hazlo con gran gratitud. Agradece a Dios que te haya creado a ti y no a otra persona.
     Cada persona tiene una función única que cumplir, por eso existe. Y cuando digo cada persona, quiero decir cada persona. Tan necesario es Judas como Jesús. Sin Judas, Jesús sería más pobre, le faltaría algo a la historia. De modo que Jesús también tiene que estar agradecido con Judas. No sólo acéptate a ti mismo, sino que acepta a todos los demás tal como son. Dios sabe lo que hace.
     Hay una historia acerca de Bayazid, un místico sufí.  Iba con sus discípulos por un camino y a un lado vio una piedra roja preciosa. La cogió, la contempló durante unos instantes, y luego la volvió a poner donde estaba. Los discípulos le preguntaron: "¿Qué haces? Has cogido la piedra y luego la has vuelto a colocar en su sitio".
     Él contestó: "Dios debe tener reservada para ella alguna función, por eso está ahí. ¿Quién soy yo para cambiarla, para cambiar su lugar? Iba a cometer un pecado. La belleza de la piedra me tentó, pero me acordé de Dios justo a tiempo. Tiene que estar ahí, debe hacer falta que esté ahí".
     Cuando te aceptas a ti mismo, de repente, aceptas a todos los demás. La persona que se rechaza a sí misma no puede aceptar a Dios. ¿Cómo vas a aceptar a Dios, que es el que te ha hecho? En cuanto te aceptas a ti mismo, aceptas todo. Entonces, todo es como debería ser. No hay diferencia entre debería ser y es. Entonces, el debería es es. Y, de repente, surge la celebración. De modo que, acéptala. ¡Ahora, toca la flauta!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Hay muchos velos y hay que eliminarlos. Al igual que la ira, están los celos, la posesividad, el odio.

En el grupo entré en contacto con parte de mi ira, y con una parte de mi realidad con la que no había entrado en contacto antes. Empecé a ver las cosas de modo diferente... con sólo caminar por la calle, los árboles... y todo me parecía diferente.

Respuesta de Osho:
     "Siempre que se libera una negatividad acumulada es como si desapareciera un velo de los ojos y todos los sentidos se volvieran más sensibles.
     Ves los mismos colores, pero tienen un brillo diferente, una luminosidad. El verde no sólo es verde, hay miles de verdes y eres capaz de distinguirlos.  Cada sonido te parece música, hasta el ruido del tráfico se convierte en parte de esa armonía.  Cuanto más abandones tu negatividad, más consciente serás de lo maravilloso que es el mundo que te rodea. ¡Has estado viviendo en él y no te has dado cuenta!.
     Así que concéntrate en esto. Hay muchos velos y hay que eliminarlos.  Al igual que la ira, están los celos, la posesividad, el odio. Elimínalos poco a poco y verás cómo la vida se enriquece infinitamente.
     Somos pobres por nuestra culpa, nadie nos fuerza a serlo.  Podemos ser emperadores, pero hemos decidido ser pobres".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/

Si escuchar es tu totalidad, esa escucha se volverá una meditación

     "Si puedes poner toda tu consciencia en algo, se volverá una fuerza transformadora. La transformación sucede cuando estás enteramente en algo..., en cualquier cosa. Pero es difícil, porque dondequiera que estamos, sólo estamos ahí en parte, nunca enteramente.
     Estás aquí escuchándome. Esta misma escucha puede volverse una transformación. Si estás aquí enteramente, aquí y ahora este mismo momento, si escuchar es tu totalidad, esa escucha se volverá una meditación. Entrarás en un ámbito diferente de éxtasis, una realidad separada. Pero no estás enteramente. Ése es el problema con la mente humana: siempre es parcial. Una parte está escuchando; puede que otras partes estén en algún otro sitio, o puede que estén dormidas, o puede que estén pensando en lo que se está diciendo, o discutiendo por dentro. Eso crea una división y la división es un despilfarro de energía. Así es que, cuando estés haciendo algo, pon todo tu ser en ello. Cuando no estás inhibiendo nada, cuando ni siquiera una pequeña parte está separada, cuando has dado un salto, total, entero, todo tu ser ha entrado en él..., entonces cualquier acto se vuelve meditativo.
     Se cuenta que un día Rinzai estaba trabajando en su jardín  --Rinzai era un maestro Zen--  y se le acercó alguien. El hombre había venido a hacer algunas preguntas filosóficas. Era un buscador filosófico. No sabía que el hombre que estaba trabajando en el jardín era el propio Rinzai.  Pensó que debía de ser un jardinero, un sirviente, así que preguntó: "¿Dónde está Rinzai?".
     Rinzai dijo: "Rinzai siempre está aquí".  Por supuesto, el hombre pensó que parecía que este jardinero estaba loco, porque dijo que Rinzai siempre estaba aquí. De modo que pensó que no estaría bien volverle a preguntar algo a este hombre, y se apartó para preguntarle a algún  otro.  Rinzai dijo: "No vayas a ninguna parte, porque no le encontrarás en ninguna parte. Siempre está aquí".  Pero el hombre se escapó de este loco.
     Enonces preguntó a otros, y le dijeron: "El primer hombre con quien te encontraste es Rinzai".
     Así que volvió y dijo: "Perdóname, lo siento, pensé que estabas loco. He venido a indagar acerca de algo. Quiero saber qué es la verdad. ¿Qué debo hacer para saberlo?".
     Rinzai dijo: "Haz lo que quieras, pero hazlo totalmente".
     Lo importante no es lo que hagas; eso es irrelevante. Lo importante es que lo hagas totalmente.
     "Por ejemplo", dijo Rinzai,  "cuando estoy cavando este agujero en la tierra, mi totalidad está en el acto de cavar. No queda fuera nada de Rinzai.  La totalidad está en la cavada. En realidad,  no queda nadie que cave; sólo queda la cavada. Si queda el que cava, entonces estás dividido".
     Me estás escuchando. Si queda el que escucha, entonces no eres total. Si sólo hay la escucha y no queda nadie que escucha, entonces eres total, aquí y ahora. Entonces este mismo momento se vuelve una meditación".

Osho, El Libro de los Secretos
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 ene. 2014

El laboratorio del científico está fuera; el laboratorio de la persona religiosa es su propio ser: su propio cuerpo, su propia alma, su propia mente.

     "Religión significa que el hombre empieza a valerse por sí mismo, se vuelve el responsable de su propio ser, empieza a buscar e indagar y a inquirir la realidad: ¿quién soy? Y esto no debería ser sólo por curiosidad...
     La filosofía es por curiosidad. La religión es una búsqueda muy sincera, muy auténtica...;la religión es una cuestión de vida y muerte...
     La religión no es una cuestión de saber, sino de vivir de acuerdo a ella. La religión es la vida, y a menos que la vivas, no sabrás nada acerca de lo que es. Y para vivir la religión hay que dejar de filosofar y hay que empezar a experimentar. Hay que convertirse en un laboratorio. El laboratorio del científico está fuera; el laboratorio de la persona religiosa es su propio ser: su propio cuerpo, su propia alma, su propia mente...
     Y recuerda: no es curiosidad; es una búsqueda muy sincera. Vivir sin conocerse a uno mismo es casi sinónimo de estar muerto. ¿Cómo vas a vivir realmente sin saber quién eres? ¿Qué significará la vida si no te conoces a ti mismo? ¿Qué harás contigo mismo si no sabes quién eres? ¿Cómo decidirás cuál va a ser tu destino?  Sí, habrá mucho ruido, pero no habrá música. Habrá mucho cálculo, pero no habrá celebración. Y habrá muchas idas y venidas de aquí para allá, pero no habrá ninguna llegada. Entre el nacimiento y la muerte vivirás en una especie de tensión constante, pero no conocerás la belleza, la bendición de la vida y la existencia, porque ni siquiera pudiste conocer la belleza y la bendición de tu ser interno, que es lo más cercano que se puede conocer, lo primero que hay que conocer.
     El primer paso hacia la vida es el del autoconocimiento. No puede ser sólo curiosidad...
     Había una vez un posadero que, aunque parezca extraño, era incapaz de ganarse la vida. Nada de lo que intentaba surtía efecto. Intentó imponer en su casa una gestión totalmente nueva, pero eso también fue en vano. Desesperado, consultó a una mujer sabia.
     "Es muy sencillo", le dijo ella mientras se embolsaba la tarifa. "Debe cambiar el nombre de su posada".
     "Pero ha sido El León Dorado durante siglos", replicó él.
     "Debe cambiar el nombre", dijo ella.  "Debe llamarla Las Ocho Campanas y el letrero debe tener una hilera de siete campanas".
     "¿Siete?, dijo él. "¡Pero eso es absurdo! ¿De qué servirá eso?".
     "Vaya a la casa y lo verá", le dijo la mujer sabia.
     De manera que se fue a casa e hizo lo que le había dicho. E inmediatamente todo viajero que pasaba por allí se paraba a contar las campanas y luego se apresuraba a entrar en la posada a hacer ver el error, cada uno de ellos, según parece, creyendo que era el único que se había dado cuenta de ello, y todos deseando descansar después de su esfuerzo.
     Y el posadero engordó e hizo fortuna.
     Así es la gente. La posada se llama Las Ocho Campanas y el símbolo tiene sólo siete campanas: suficiente para despertar la curiosidad de la gente, suficiente para mantenerla ocupada. Pero este tipo de curiosidad no te va a llevar a ninguna parte.
     La gente pregunta acerca de Dios, la gente pregunta acerca de la verdad; pero se puede ver en sus ojos, en la manera en que preguntan, que no hablan en serio. Igual que la gente habla del tiempo, la gente habla también de Dios; es conversación educada. Nadie parece estar implicado, nadie parece estar buscando apasionadamente. Y a menos que tu búsqueda contenga una gran pasión, un tremendo compromiso, una absoluta implicación, no serás capaz de conocer los secretos de tu ser, porque habrá que trabajar mucho. La persona curiosa no puede trabajar tanto. La curiosidad no es suficiente para llevarte lejos; su energía es muy pequeña, muy diminuta. Sólo una pasión sincera por saber puede llevarte a través de todas las dificultades que serán necesarias. Es una tarea escarpada".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com

4 ene. 2014

Ábrele la puerta a lo extraño, a lo desconocido.

     "Poco a poco, vas convirtiéndote en mi música, en mi poesía, en mi pintura, y no es eso lo que quiero. Tienes que ser tu propia música y tu propia poesía.
     Tienes que ser simplemente tú mismo...
     Yo te abro, abro las ventanas, abro las puertas, te abro los ojos, te abro los oídos. Te doy la oportunidad de no tener miedo, de ser valiente y de abrir las ventanas.
     Lo desconocido no es tu enemigo. Lo desconocido es tu amigo, el forastero es tu huésped.
     Ábrele la puerta a lo extraño, a lo desconocido.
     Cuando estás conmigo acumulas valor y te abres; empiezas a apreciar los silencios y la belleza de la existencia. Pero cuando estás solo cierras inmediatamente todas las puertas y las ventanas, y te escondes en ese agujero negro donde crees que estás seguro y a salvo.
     No estás seguro ni a salvo. Es tu tumba, aunque en la tumba puedas encontrar cierta seguridad; por ejemplo, no puedes volver a morir. Puedes descansar tranquilo, la muerte no te va a molestar, pero ¿es esa la seguridad que buscas? Los muertos están muy tranquilos, ni siquiera se ponen enfermos, no tienen ni un simple resfriado; no tienen problemas, ni miedos ni responsabilidades.
     Mientras estés vivo, no caves tu propia tumba. A mi parecer, todo el mundo está cavando su tumba; constantemente cavando, buscando la seguridad, y tratando de protegerse de lo desconocido, de lo que no les resulta familiar, de lo extraño, porque no saben de lo que es. Es preferible vivir con una tristeza, una infelicidad y una oscuridad conocida, que al menos sabes qué es porque llevas mucho tiempo con ella y estás familiarizado".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.

3 ene. 2014

No puedes vivir sin una mujer porque no sabes vivir contigo mismo. No eres suficientemente meditativo.

Pregunta:
El drama de mi vida amorosa refleja en este momento un viejo dicho de Humphrey Bogart: "Mujeres; es un infierno vivir con ellas, y es un infierno vivir sin ellas". ¿Qué hacer?

Respuesta de Osho:
     "Uno tiene que ir a través de este infierno. Hay que experimentar ambos, el infierno de vivir con una mujer y el infierno de vivir sin una mujer. Y esto no sólo es verdad acerca de las mujeres, también es absolutamente verdad acerca de los hombres. Por eso, ¡no seas un cerdo machista chauvinista!  Es aplicable en los dos modos, es una espada de doble filo. Las mujeres también están cansadas de vivir con los hombres y también están frustradas cuando tienen que vivir solas. Es uno de los dilemas humanos fundamentales; tiene que ser entendido. No puedes vivir sin una mujer porque no sabes vivir contigo mismo. No eres suficientemente meditativo.
     La meditación es el arte de vivir contigo mismo. No es nada más que eso, simplemente eso: el arte de vivir dichosamente solo. Un meditador puede sentarse dichosamente en soledad durante meses, durante años. No suspira por el otro porque su propio éxtasis interno es tan grande, tan poderoso que ¿a quién le preocupa el otro? Si el otro entra en su vida no es una necesidad, es un lujo. Y yo estoy totalmente a favor del lujo, porque lujo significa que lo puedes disfrutar cuando está, y lo puedes disfrutar cuando no está...
     Para el hombre que no puede vivir consigo mismo, el otro es una necesidad, una absoluta necesidad, porque siempre que está solo se aburre de sí mismo; se aburre tanto que quiere estar ocupado con otra persona. Al ser una necesidad se convierte en una dependencia, tienes que depender del otro. Y como se convierte en una dependencia, odias, te rebelas, te resistes, porque es una esclavitud. La dependencia es un tipo de esclavitud, y nadie quiere ser un esclavo.
     Te encuentras con una mujer; no eres capaz de vivir solo. Esta mujer tampoco es capaz de vivir sola, por eso se encuentra contigo; de otra forma no habría necesidad. Los dos están aburridos de ellos mismos y los dos están pensando que el otro le ayudará a librarse del aburrimiento. Sí, al principio así parece, pero sólo al principio. Cuando deciden vivir juntos, pronto ven que el aburrimiento no ha desaparecido; no sólo se ha doblado sino que se ha multiplicado. Ahora bien, en un principio estaban aburridos de ellos mismos, ahora están aburridos del otro también...
     No es, en absoluto, una cuestión de mujeres o de hombres; es una cuestión de meditación y de amor. La meditación es la fuente de la que emana y de la que comienza a desbordar la dicha. Si tienes suficiente dicha para compartir sólo entonces estarás contento con tu amor...
     Primero medita, sé extático; entonces habrá, espontáneamente, mucho amor. Entonces estar con otros y estar solo también es hermoso...
     Te relacionas; mientras todo va bien compartes. Y si ves que ha llegado el momento de partir porque vuestros caminos se separan en este cruce, te despides con una gran gratitud por todo lo que el otro ha sido para ti, por todas las alegrías, todos los placeres y todos los momentos hermosos que has compartido con el otro. Sin tristeza, sin dolor, simplemente te separas...
     Aprende a ser silencioso, pacífico, aquietado. Aprende a ser una no mente. Este tiene que ser el principio...
     El día en el que ese momento llegue a tu vida podrás compartir tu dicha. Ahora serás capaz de dar amor. Antes de eso sólo habrá sufrimiento, esperanzas y frustraciones, deseos y fracasos, sueños... y te llenarás las manos y la boca de polvo. Sé consciente, no malgastes tu tiempo. Cuanto antes empieces a vibrar en la no mente, mejor. Entonces pueden florecer en ti muchas cosas: el amor, la creatividad, la espontaneidad, la alegría, la oración, la gratitud, Dios".

Osho, El libro del hombre
http://osho-maestro.blogspot.com/