17 oct. 2008

Cuando tú estés salvado, puedes em­pezar a salvar a los demás

"También mi experiencia es que la gente se preo­cupa sólo por los demás. Incluso una vez un hombre me hizo exactamente la misma pregunta. Dijo: "Noso­tros podemos escucharte, pero, ¿qué pasa con los que no pueden venir a escuchar? ¿Qué hacer? Nosotros podemos leerte"; dijo, "pero, ¿y los que no saben leer?".

Parecen preguntas pertinentes, pero están absolu­tamente fuera de lugar. ¿Por qué estás preocupado? Si te preocupas así, entonces nunca te podrás Iluminar, porque una persona que va gastando y disipando su energía en los demás nunca se mira a sí misma. En realidad es un truco de la mente para huir de uno mismo: te sientes muy bueno porque te estás preocu­pando por los demás. Eres un gran reformador social, o un revolucionario, o un utópico; un gran servidor de la sociedad; pero, ¿qué estás haciendo? Simplemente estás evitando la pregunta básica; es contigo con el que hay que hacer algo.


Olvídate de la sociedad entera y sólo entonces po­drás hacer algo; y cuando tú estés salvado, puedes em­pezar a salvar a los demás.


Pero antes de eso, por favor, no lo pienses, es im­posible. Antes de estar curado no puedes curar a na­die. Antes de que estés lleno de luz, no puedes ayu­dar a nadie a encender su propio corazón. Imposible: sólo una llama encendida puede ayudar a alguien. Pri­mero conviértete en una llama encendida: eso es lo primero...

No pienses en los demás. Primero resuelve tus problemas, entonces tendrás la claridad para ayudar también a los demás. Nadie puede ayudar a no ser que él mismo esté Iluminado".


Osho, ...Y llovieron flores. Historias y enseñanzas zen
http://osho-maestro.blogspot.com/