13 oct. 2008

Ni Zorba sabía nada de Buda ni Buda sabía nada de Zorba. Ambos son mitades, y yo deseo que seáis seres humanos completos

"Me gustaría que os elevárais por encima de los animales, y la única forma de elevarse por encima de los animales consiste en encontrar caminos para expandir vuestra energía. Y eso es lo que yo llamo religiosidad, la ciencia de expandir la energía, de modo que podáis ser un Zorba el griego, pero que quede tanto que también podáis ser un Buda, al mismo tiempo.

Zorba está vivo pero no sabe nada de las cimas más altas. Es feliz arrastrándose por la tierra: puede abrir las alas, pero no tiene consciencia de ello.

Su jefe es un hombre culto, muy refinado, rico, pero infeliz, continuamente angustiado. Zorba le dice un día:

- Jefe, lo único que a ti te pasa es que piensas demasiado. ¿Por qué no vives? No le veo sentido. ¿Por qué sigues pensando? ¿Qué vas a sacar en limpio? ¡Vive! ¡Ven conmigo!.

Coge su instrumento musical, arrastra a su jefe hasta la orilla del río donde viven y empieza a tocar, a bailar. Y el jefe se queda allí parado, muerto de vergüenza, pensando: "Si alguien ve a este loco, y a mí con él, ¿qué va a pensar?". No baila pero tiene miedo de que si alguien le ve allí... Zorba tira de él y le dice:

- ¡Ponte a bailar!

- No sé bailar -replica el jefe.

Zorba le insiste:

- No hay por qué saber bailar -insiste Zorba-. El baile no se aprende. Empieza a dar saltos y lo verás. Yo toco la música. Tú sólo tienes que empezar.

Al comprender que aquel hombre no iba a dejarle en paz, el jefe empieza a moverse, y Zorba le anima. Al final, en aquella noche de luna llena, se olvida por completo de su cultura, de su educación, de su civilización, y por primera vez comprende que también puede vivir, que también puede bailar, que sus piernas no sólo sirven para andar. Tiene alas: Zorba le enseña algo de la tierra.

Me da pena Zorba, y me da pena porque murió antes de que pudiéramos conocernos; si no, le habría enseñado que también hay un baila más elevado. Y estoy seguro, completamente seguro, aunque no sé por qué, de que lo habría entendido, porque si había comprendido los pasos más bajos, habría comprendido la posibilidad de pasos más elevados...

Hasta el momento han existido dos sociedades. No vamos a ser ninguna de las dos. Nosotros somos una tercera alternativa, que se propone por primera vez en el mundo. Nadie se ha atrevido hasta ahora a pensar en Zorba como Buda. Ni Zorba sabía nada de Buda ni Buda sabía nada de Zorba. Ambos son mitades, y yo deseo que seáis seres humanos completos".

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/