25 oct. 2008

Es muy fácil amar a Dios, es muy difícil amar al hombre

"Estar en contacto con seres humanos reales
es una experiencia totalmente diferente,
es una prueba de fuego para tu amor,
es muy fácil amar a Dios,
es muy difícil amar al hombre.
No cuesta nada amar a Dios,
se necesita tremenda comprensión para amar a un hombre".
Osho, Zarathustra, un dios que puede bailar