18 oct. 2008

Siempre que sientas que te has vuelto a dormir, hazte regresar: sa­cúdete un poco y hazte regresar

"A veces estás atento. Si alguien viene a pegarte, llega tu atención. Si estás en peligro, si estás atrave­sando un bosque por la noche y está oscuro, caminas con una cualidad de atención diferente. Estás despier­to, no hay pensamientos. Estás totalmente en relación con la situación, con lo que está sucediendo. Incluso si una hoja hace un ruido, estás totalmente alerta. Eres como una liebre, o un ciervo: ellos siempre están des­piertos. Tus oídos son más grandes, tus ojos están to­talmente abiertos, sientes lo que está sucediendo a tu alrededor, porque hay peligro. Cuando hay peligro duermes menos, tu consciencia es mayor, cambia la gestalt. Si alguien pone una daga en tu corazón, y va a clavarla, en ese momento no hay pensamientos. El pa­sado desaparece, el futuro desaparece: estás aquí y ahora.

Existe la posibilidad de lograr esto. Si haces el es­fuerzo cogerás el rayo de luz que existe en ti, y una vez que coges el rayo, el sol ya no está muy lejos; a través del rayo puedes llegar al sol, el rayo se convier­te en el sendero.

Así que recuerda, encuentra la atención, deja que se convierta en algo continuo las veinticuatro horas del día, no importa lo que estés haciendo. Come, pero tra­ta de estar atento: come con consciencia. Camina, pero camina con consciencia. Ama, pero ama totalmente alerta. ¡PRUÉBALO!...

Aquí, al escucharme, éstate alerta. Siempre que sientas que te has vuelto a dormir, hazte regresar: sa­cúdete un poco y hazte regresar. Cuando camines por la calle, si sientes que andas dormido, sacúdete un po­co, da una pequeña sacudida a todo tu cuerpo; éstate alerta. Esta alerta permanecerá durante unos pocos ins­tantes; la perderás de nuevo, porque has vivido dormi­do durante tanto tiempo que se ha convertido en un hábito que no sabes cambiar".

Osho, ...Y llovieron flores. Historias y enseñanzas zen

http://osho-maestro.blogspot.com/