6 oct. 2016

Ábrele al niño puertas a direcciones desconocidas, para que pueda explorar.

"Si eres un progenitor,
necesitarás suficiente valor para no interferir.
Ábrele al niño puertas a direcciones desconocidas,
para que pueda explorar.
Él no sabe lo que lleva consigo,
nadie lo sabe.
Le toca andar a tientas en la oscuridad.
No le hagas temer la oscuridad,
no le hagas temer el fracaso,
no le hagas temer a lo desconocido.
Dale apoyo.
Cuando vaya a una ruta desconocida,
envíalo con todo tu apoyo,
con todo tu amor,
con todas tus bendiciones".

OSHO