28 oct. 2016

Si no puedes reírte al morir, no serás capaz de reírte en vida tampoco, porque la muerte siempre está viniendo.

“…la risa es la actitud zen hacia la muerte y también hacia la vida, porque la vida y la muerte no están separadas. Cualquiera que sea tu actitud hacia la vida será tu actitud hacia la muerte, porque la muerte llega como el último florecimiento de la vida. La vida existe debido a la muerte. La vida existe a través de la muerte. Sin la muerte no habría vida en absoluto. La muerte no es el final sino la culminación, el crescendo. La muerte no es el enemigo, es el amigo. Hace que la vida sea posible.

O sea que la actitud zen hacia la muerte es exactamente la misma actitud zen hacia la vida: la de la risa, el gozo, la celebración. Y si puedes reírte de la muerte, en la muerte, estás libre de todo. Entonces eres libertad. Si no puedes reírte al morir, no serás capaz de reírte en vida tampoco, porque la muerte siempre está viniendo. Cada acto de la vida, cada movimiento de la vida, trae la muerte más cerca. Cada momento que vives te acerca más a la muerte. Si no puedes reírte con la muerte, ¿cómo puedes reírte con la vida y en la vida?...

Osho, This Very Body the Buddha